El juez subrogante del Juzgado Multifueros de Misión Nueva Pompeya, Marcelo Sosa, hizo lugar a una medida autosatisfactiva y ordenó trasladar a una niña wichí de 4 años desde la localidad de El Sauzal, pleno Impenetrable chaqueño, hasta el Hospital Pediátrico de Resistencia para ser intervenida quirúrgicamente ante el padecimiento de una cardiopatía congénita. El magistrado dispuso, además, que la sentencia sea traducida en su totalidad a la lengua del pueblo Wichí.

La resolución fue dictada este lunes 6 de septiembre ante una presentación realizada por el director del Hospital Pediátrico, Hugo Ramos, con la pretensión de obtener una “asistencia, control y oportuna intervención quirúrgica” a una niña de cuatro años de la Nación/Pueblo Wichí.

Previo a escuchar a las partes (con la presencia de peritos traductores intérpretes oficiales designados -Cándido Ledesma y Patricia García- y una persona de confianza de las partes -Nalda Alejo-, por pedido expreso de la mamá de la niña) resolvió hacer lugar a la medida que dispuso, entre otras acciones, hacer efectivo el traslado en tiempo y forma, control por parte del equipo médico tratante y su posterior intervención quirúrgica de resultar pertinente, alojamiento y asistencia alimentaria, la orden de la traducción por escrito en forma íntegra de la sentencia a la lengua materna originaria wichi del Pueblo/ Nación Wichi por peritos.

El juez cumplió, así, con normas de derecho interno (provincial y nacional) e internacional, puesto que de las constancias de la causa surgió que la dificultad derivó de una deficiente traducción y comunicación oportuna por barreras derivadas en el lenguaje (poca comunicación y entendimiento del castellano).

El magistrado fue asistido por la secretaría, Rocío Celeste Billa Insaurralde, y también intervinieron la asesora de Niños, Niñas y Adolescentes, Marisa Grabosky Argañaraz, y la defensora oficial del Multifueros, Mirtha Bejarano.