Hubo gran indignación luego de que se difunda la cifra de lo que gastaría la Cámara de Diputados de Chaco en la compra de chipá, bizcochos y facturas. Presumen que se utilizan $78.000 por cada sesión ordinaria para que los funcionarios consuman.

Según detalló Datachaco.com, este caso tendría como principal sospechosa a la Presidenta de la cámara baja provincial y, a su vez, esposa del Intendente de Resistencia, Élida Cuesta. El total invertido en la comida llegaría a los $400.000 por mes.

Las sesiones se realizan todos los miércoles en la legislatura de Chaco, ubicada sobre la calle Almirante Brown al 510. A pesar de que no siempre se cuenta con la presencia de todos los diputados, el monto en chipá, facturas y bizcochos no cambia.

Élida Cuesta, presidente de la Cámara de Diputados de Chaco, principal sospechosa frente al gasto por sesión en comidas.

A través del medio detallaron que, desde que Cuesta asumió a su cargo actual, los bocadillos que gozan los legisladores son más ostentosos y no faltan en ninguna sesión. Las cantidades son siempre las mismas, sesionen o no la totalidad de los miembros de la Cámara.