El gobernador Jorge Capitanich inauguró en la mañana de este lunes un nuevo período de sesiones ordinarias de la Legislatura oportunidad en la que realizó un balance de las políticas instrumentadas durante la pandemia, trazó ejes de gestión a futuro y realizó un fuerte llamado para potenciar el Norte Grande. Durante la primer parte de su alocución, que duró un poco más de una hora, el primer mandatario provincial aprovechó para agradecer al personal sanitario, de la fuerzas de seguridad y a trabajadores esenciales “que dieron todo y más para cuidar gracias a los chaqueños y las chaqueñas y no bajar los brazos”. Junto al resto de los presentes en el recinto, se hizo un minuto de silencio en recuerdo “de las personas perdimos a causa del virus”.

“A pesar de las enormes dificultades y el dolor que generó el coronavirus nuestro trabajo y nuestro compromiso no se han visto afectados, por el contrario hemos redoblado los esfuerzos y trabajado de manera descomunal día y noche en defensa de las chaqueñas y los chaqueños”, valoró Capitanich.

Destacó que durante el año pasado se asistió a 800 emprendedores sociales y se financió 300 proyectos productivos y que en lo que queda de gestión se apuntará a generar 100 mil empleos privados formales a través de las 20 cadenas de valor que se identificaron en la provincia.

También destacó la mirada nacional a través de la Anses que mediante el Ingreso Familiar de Emergencia asistió a 350.864 personas por un monto de 10.374 millones de pesos y del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción que alcanzó a 246 empresas y 3629 trabajadores y trabajadoras.

A pesar de la emergencia sanitaria por COVID, el gobernador ponderó que el Chaco lidera por sexto mes consecutivo la lista de generación de empleo privado formal en la Argentina. “Es un indicador incipiente, pero sostenido”, dijo.

Salud en tiempos de pandemia

“La salud, en este primer año de gobierno, fue el desafío más grande al que nos hemos enfrentado pero no permitimos que esto ponga en jaque garantizar este derecho”, aseveró. Agregó que desde el primer momento “trabajábamos en reforzar el sistema de salud público para evitar su colapso y garantizar que cada chaqueño y cada chaqueña tengan una cama sí la necesitaba”.

Aún estamos en una situación crítica que requiere y exige el cumplimiento estricto de las normas de bioseguridad que son indispensables”, dijo. Sobre esto último explicó que “nuestros esfuerzos están hoy concentrados en que las vacunas contra la COVID lleguen a todos y a todas”.

Compromiso con la educación

“Estamos seriamente comprometidos con hacer realidad el derecho a la educación”, aseguró. Agregó que el año 2021 muestra un horizonte de incertidumbre en materia de clases presenciales por lo que se definió un cronograma escolar que incluye la presentación de docentes y la organización de las modalidades de trabajo, contemplando además la presencialidad, la no presencialidad y la combinación de ambos.

Vale destacar que para hoy se estipulaba el inicio de las clases en los primeros años de los niveles inicial y secundario pero que diferentes gremios docentes dispusieron un paro de actividades por toda la semana debido a que consideraron insuficiente la propuesta salarial.

Sobre esto el gobernador mencionó que desde el Ejecutivo se está dispuesto a generar las condiciones que impliquen una oferta que satisfaga las aspiraciones y las demandas de los trabajadores docentes para poder iniciar el ciclo lectivo pero que se lo va a hacer “con inteligencia”.

“La política educativa merece diálogo, consenso y una mirada especial”, dijo y ponderó el “gran esfuerzo desde el punto de vista de la apertura del diálogo y la negociación en materia de paritarias”.

Corregir asimetrías

El gobernador Capitanich durante la apertura de las sesiones ordinariasPrensa Gobierno del Chaco

Por otra parte hizo un pedido a los diputados para que acompañen la necesidad de corregir las asimetrías entre regiones y de esta manera apuntalar el crecimiento de las provincias del Norte Grande.

“Necesitamos quebrar los precios de combustibles, reducir las contribuciones patronales para generar 310 mil empleos adicionales, reducir el precio y la incidencia estacional de la energía, propiciar la ratificación legislativa del Tratado de Integración Regional y corregir las asimetrías en el precio del transporte”, aseveró tajantemente el mandatario.

Explicó que la necesidad de trabajar en esto pasa porque el Norte Grande tiene una participación del 6% del empleo privado formal respecto a la población total del país mientras que el centro lo hacen el 28,8%. “Cuando se hace una evaluación de la evolución del empleo privado formal, hemos perdido 64.760 empleos entre el 2018 y el 2020 en esta parte del país que tenía una base de 750 mil empleos privados formales en 2017”, detalló. Para “recuperar lo que perdimos hay que adoptar medidas e instrumentos específicos y por ello propusimos al presidente (Alberto Fernández) la reducción de las contribuciones patronales en un trienio (2021, 2022 y 2023) para que de cada $100 las empresas paguen $25 el primer año, 50 el segundo y 75 el tercero y de esta forma estimular el empleo adicional para generar una reparación histórica en las provincias del Norte argentino”.