La joven fue degollada a 80 metros de la comisaría en Presidencia de la Plaza.


Hugo Ramón Navarro abordó a su expareja en la calle la noche del sábado, la degolló y después caminó unos 80 metros, hasta donde se encuentra la comisaría de Presidencia de la Plaza en Chaco, para confesar que acababa de matar a Ramona Benítez.

El cuerpo de la mujer de 29 años quedó tirado en la vereda con un corte de 15 centímetros en el cuello. Si bien hasta el momento los investigadores se encuentran en busqueda de denuncias por violencia de género previas al femicidio, allegados a la víctima aseguraron que la noche en que Navarro la asesinó ella iba a la comisaría a radicar la denuncia número 18 en contra del hombre por acoso, maltratos y amenazas.

Ramona fue asesinada antes de que pudiera llegar a la seccional. Mientras que Navarro quedó detenido después de confesar el crimen, efectivos policiales secuestraron la camisa ensangrentada que llevaba puesta y el cuchillo.

Flor Rivera, una amiga de Ramona, fue una de las personas que reflejó en las redes la bronca, dolor e indignación por la muerte de Benítez. “Ay Ramo se me desmorona el corazón. Recuerdo ese día que nos abrazamos y lloramos juntas vos tenías el ojo morado fruto de otro golpe más de él. Pero me dijiste ahora estoy tranquila Flor él está preso. A las dos semana salió, vos rápido fuiste a la comisaría en busca de otra denuncia, fueron 17 denuncias que le hiciste y no sirvió de nada”, relató.

“Hoy te pudiste escapar de él porque te seguía a todas partes, te estabas yendo hacer la denuncia N°18 para que te dejara en paz y sin embargo te arrebató la vida, me duele abrazarle tus viejos y no poder decir nada me pongo en su lugar y le quitaron una hija, no hay dolor más grande que ese. Te fuiste y no hay vuelta atrás”.

El femicidio de Ramona es el cuarto en Chaco en lo que va del año. El mismo quedó a cargo de la fiscalía en temática de Violencia de Género que encabeza Héctor Valdivia.




Comentarios