El gobernador del Chaco, Jorge Capitanich, declaró que durante esta mañana "Se realizó un operativo de inicio de generación de test de cornavirus para 339 casos en la provincia, con el objetivo de ampliar las muestras, en virtud de la descentralización que ha pronunciado el Gobierno Nacional para la medición de los casos". Este fue el de mayor despliegue territorial desde el primer día en que se notificaron casos sospechosos en Chaco, y se realizó con el objetivo de dar respuestas a la demanda y, en el caso de encontrar casos positivos a COVID-19, bloquear el foco infección.

"Tenemos 10 médicos con sus respectivos equipos para el hisopado. Estimamos que durante el transcurso de esta jornada y mañana por la mañana tendríamos esta posibilidad", explicó.

Por otra parte, el mandatario indicó que se reunió con “Distintos laboratorios privados para mantener una sinergia entre lo privado y público”. El encuentro tenía el propósito de “Garantizar que con la disponibilidad de la aparatología de los laboratorios correspondientes tanto públicos como privados”. Por lo que concluyó señalando que “Con los recursos humanos calificados más la provisión de los reactivos que los envía el Estado Nacional” podrán aumentar la capacidad de tal manera que les permitirá analizar tanto a personas con síntomas de coronavirus como aquellos que no presentan síntomas.