El mandatario hizo una férrea defensa de las decisiones tomadas en materia alimentaria, sanitaria y para incentivar las inversiones.


“Cuando asumimos nos encontramos con una situación fiscal y financiera compleja”, había dicho el gobernador Jorge Capitanich el 11 de enero, detallando que la deuda recibida -consolidada y flotante- de las arcas provinciales era de $61.752 millones, y el déficit acumulado entre el 2015 y el 2019 es de $18 mil millones. A un mes de aquella expresión y dos de haber iniciado su tercer mandato, Capitanich sacó pecho con el hecho de ser “el primer gobernador del país en activar el programa Argentina contra el Hambre que beneficia a 66 mil familias y generará un movimiento económico anual de $4 mil millones. Para recomponer el sistema de salud se puso en marcha una inversión de 14 mil millones; se acordó con intendentes la creación de 10 nuevas regiones; se anunciaron obras de infraestructura y programas de financiamiento e incentivos para reactivar la economía y cumplir con las metas de producción, exportación y empleo”.

De esta manera, en declaraciones periodísticas, el gobernador ratificó su desafío de “poner al Chaco y a la Argentina de pie”, asumiendo su compromiso y encolumnamiento absoluto con el proyecto nacional de Alberto Fernández y Cristina Fernández. Recordó que en enero presentó “el plan de Saneamiento Fiscal y Financiero, que propone un ahorro total de $13.448 millones para el 2020 con la eliminación de gastos corrientes innecesarios, el aumento de los ingresos propios y la renegociación de las deudas. No será fácil ni sencillo, pero queremos afrontar el desafío de resolverlo. En paralelo, se puso en marcha una agenda de trabajo con altos funcionarios del gabinete nacional, lo cual permitió anunciar la ejecución de obras públicas trascendentales; se lanzaron diferentes programas de financiamiento para políticas sociales, salud pública, economía popular y seguridad; y empezó a desandar un camino para cumplir con los objetivos de producción, exportación y empleo”.

Capitanich ponderó además que se dio “prioridad a las demandas más urgentes y con la premisa de empezar por los últimos para llegar a todos, la provincia del Chaco fue la primera del país en poner en marcha el programa Argentina contra el Hambre. Unas 66.499 familias chaqueñas ya tienen su tarjeta Alimentar, que generará un movimiento económico anual cercano a los $4 mil millones a través de una red de proveedores locales de la economía popular. Para este sector específico, se lanzaron nuevas líneas de créditos no bancarizados para financiar proyectos productivos. El monto de inversión inicial será equivalente a $100 millones con una meta de $400 millones en el desarrollo del programa”.

Como parte de las urgencias, el 25 de enero Capitanich presentó el Plan integral de Salud, adelantando que para el 2020 el Ejecutivo pretende asignar $14 mil millones al sistema sanitario, lo que representa un 10% del presupuesto total, el porcentaje más alto de los últimos años. En los primeros 50 días de gestión el Gobierno ya invirtió $160 millones con los que se compraron insumos, medicamentos y reactivos, y con los que empezaron a realizarse refacciones en el hospital Perrando. Actualmente, el Gobierno trabaja en diferentes líneas de promoción e incentivos al sector privado que generen nuevos puestos de trabajo, aumenten y diversifiquen la producción, y permitan abrir nuevos mercados para la exportación. Para eso será clave el desarrollo y la integración de las 20 cadenas de valor productivas.

“Tenemos 36 proyectos privados en cartera con cerca de 300 millones de dólares de inversión y una meta de 2.500 empleos. El objetivo es ponerlos en marcha a lo largo de los próximos cuatro años”, afirmó el gobernador que en enero entregó siete créditos a través del Fondo de Desarrollo Industrial, un reintegro de inversión y nueve convenios de promoción industrial por inversiones que ascienden a $1.400 millones para 18 proyectos productivos. En paralelo la firma Unitan de la cadena foresto-industrial está por terminar la construcción de una planta productora de energía a través de biomasa, y con la producción taninera dará trabajo en total a 750 personas dentro de los próximos tres meses. La empresa textil Santana aumentará su producción de telas en un 25%, pasando de 12 a 15 millones de metros anuales, generando 1.200 empleos en el primer semestre.

En otro momento, el gobernador recordó que “Chaco fue la primera provincia que Alberto Fernández visitó de manera oficial. Entregó viviendas y junto al gobernador acordó financiamiento para terminar las obras del puerto Las Palmas con una inversión de 15 millones de dólares. El presidente vio y expresó su admiración por la pujanza del norte argentino”. El mandatario enumeró que previamente, en diciembre con la presencia del ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, se hicieron importantes anuncios de obras de infraestructura que se ejecutarán en el corto y mediano plazo. Ya en enero, recibió al presidente de FONPLATA, Juan Notaro por los puertos Las Palmas y Barranqueras y la ruta 13, que “son tres proyectos de obra de vital importancia para la provincia que están próximos a licitarse y en los próximos 24 meses estarían concluidos y en condiciones de ser inaugurados”, dijo Capitanich.

A estas visitas se le suma el anuncio del Plan de Obras Viales 2020-2023, que prevé la inversión de más $6 mil millones con financiamiento provincial, nacional e internacional para pavimentar 500 kilómetros de ruta y nuevas cuadras en distintas localidades de la provincia. Una de las últimas confirmaciones de obras fue la del 6 de febrero cuando junto a sus pares de Santa Fe, Omar Perotti, y de Santiago del Estero, Gerardo Zamora acordaron la ejecución de obras para el Plan Director Hídrico y la reactivación del comité interjurisdiccional de los Bajos Submeridionales.




Comentarios