El primer festival chamamecero del año se dio en Puerto Tirol y tuvo un éxito incomparable. El evento nucleó a artistas destacados y nuevos talentos, locales y de otros puntos del globo: todos con la misma pasión por el chamamé.


La convocatoria superó las expectativas de los organizadores del Festival ya que el Centro Cultural Municipal se vio colmado de visitantes que visitaron la localidad desde todo el Chaco y la vecina provincia de Corrientes. Entre municipio y productores coincidieron en una cifra aproximada de 15.000 personas que presenciaron el festival a lo largo de los cuatro días.

“Hoy está consolidado como el evento cultural chamamecero más importante de la provincia”, destacó a modo de balance Hugo Sager, presidente de la Cámara de Diputados del Chaco y uno de los pioneros en la organización del Festival Nacional del Taninero, que este 2020 cumplió su decimosexta edición junto con la novena de la Fiesta Provincial del Chamamé, en Puerto Tirol.

“Al futuro debemos construirlo entre todos, esa es la impronta particular que se le dio este año”, resaltó Sager. “Chamamé, identidad y familia es lo que caracteriza a este festival, donde la gente puede estar cerca de los artistas y generar ese intercambio único”, agregó.

Esta lograda consolidación del festival chamamecero tiene una correlación directa con el respaldo que dio el gobernador Jorge Capitanich, quien fue el primer mandatario que años atrás firmó un decreto para darle trascendencia como proyecto cultural.

Capitanich por su parte expresó que “esto jerarquiza, reafirma y potencia a Puerto Tirol como capital provincial del chamamé”. Saludó al pueblo de Tirol y añadió que “estas fiestas populares fortalecen nuestra identidad cultural y a su vez promueve nuestra industria del entretenimiento”.

En coincidencia con el gobernador, Sager ponderó que fue “un festival grandioso, con temperaturas agradables, para disfrutar de nuestra laguna tal como lo dice el chamamé. Y la presencia de tantos chaqueños, correntinos y formoseños, nos hace pensar que nuestro chamamé no solo está vivo sino que además de muchos cultores hay muchos que lo escuchamos, lo seguimos, y muchos más que también lo bailan”.

Entre las actividades de la agenda cultural en los días del festival, sobresalieron el pre estreno del documental “Tirol y La Fábrica de Tanino” y la presentación del acordeón social de la Fábrica de Gaiteros, emprendimiento del brasileño Renato Borghetti que inspiró un proyecto similar en marcha en Puerto Tirol.

La propuesta este año creció también en otros rubros: ofreció platos y menúes de cocina regional, talleres gratuitos de baile chamamecero, exposición y venta con obras de los principales sellos y producciones discográficos del género, como también puestos de artesanos y productores orgánicos de Puerto Tirol.

La coordinación general del festival estuvo a cargo de la Productora Sin Etiquetas y de la Fundación Puerto Tirol es Chamamé; y contó, como cada año, con el apoyo del Gobierno de la Provincia del Chaco, el Consejo Federal de Inversiones (CFI), la empresa taninera Unitán, la Municipalidad de Puerto Tirol y numerosos auspiciantes del sector privado.




Comentarios