Desde el municipio destacaron el bajo número de infractores. Además hubo operativos para detectar fiestas clandestinas.


El municipio de Resistencia efectuó un nuevo dispositivo de prevención y seguridad vial, a través de Secretaría de Gobierno, Subsecretaría de Tránsito y Seguridad Ciudadana y personal de Tránsito junto a la Guardia Comunitaria y la Policía Caminera.

Este fin de semana se vivió una madrugada “serena” en el puesto móviles de control ubicados en diferentes puntos de la ciudad como en inmediación al Parque de la Democracia, Laguna Francia, Ayacucho y López y Planes, Franklin, avenida Alberdi, Plaza Belgrano, entre otros recorridos por boliches, pubs y fiestas en espacios abiertos que tienen el objetivo de disuadir algunas conductas imprudentes al volante. No se registró inconveniente alguno, sólo se labraron 40 actas, 9 motos y 9 autos fueron multados con 12 casos de alcoholemia positiva. Los rodados en infracción fueron removidos al depósito municipal.

Paralelamente, la Dirección de Control Acústico Ambiental realizó controles sobre la ordenanza que prohíbe los altos decibeles de ruido en la ciudad.

La ordenanza prohíbe, dentro de los límites del municipio de la Capital, causar, producir, o estimular ruidos innecesarios o excesivos capaces de afectar a la población, en ambientes públicos o privados.

En este sentido la Dirección de Control Acústico Ambiental atendió varias denuncias registradas este sábado y domingo en avenida Sarmiento y Salta, avenidas Castelli y Urquiza, Goitia 1274, Boggio y avenida las Heras, Córdoba al 2700, Colon 1145, avenida San Martín y José Mármol, Monteagudo 1100, Barrio P. Unidas Mz. 27, avenida Paraguay y calle French, entre otros locales bailables.

El dispositivo contó con la presencia del subsecretario de Tránsito y Seguridad Ciudadana, Matías Breard y estuvo a cargo de la Jefa de departamento, Patricia Alfonso.




Comentarios