La Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) desarrolla un proyecto de extensión de fuerte contenido social en las poblaciones más necesitadas.


Un proyecto de extensión de la Facultad de Ingeniería de la UNNE realiza acciones de concientización para el consumo de agua limpia y segura en la zona de El Impenetrable, Chaco. Además, se proyecta el desarrollo de un sistema sencillo de tratamiento para la purificación del agua, en especial del arsénico, que pueda ser transferido a los pobladores.

El proyecto se denomina “Campaña agua limpia y segura para los niños del Impenetrable Chaqueño” aunque en realidad está destinado a todos los habitantes de esa región geográfica caracterizada por la dificultad de acceso al agua potable. La propuesta se realiza con participación de alumnos, docentes, no docentes y profesionales de la Facultad de Ingeniería de la UNNE en conjunto con voluntarios de la Fundación “Futbol por los Chicos”. Si bien para la zona de El Impenetrable se proyectan desde el Estado obras de construcción de acueductos y se distribuyen bidones de agua potable a los pobladores, gran parte de la población todavía tiene como principal fuente de abastecimiento de agua los pozos, las “lagunas” o abrevaderos de animales domésticos y silvestres.

Además de ser agua no limpia, con presencia bacterias y otros microorganismos, una de las características del agua es la alta presencia de arsénico, con niveles hasta 10 veces mayores que los límites permitidos. Ante ello, el proyecto de extensión coordinado por la Facultad de Ingeniería de la UNNE realiza campañas para que los pobladores puedan concientizarse de la importancia del agua para la salud. Se les explica los riesgos del consumo, y qué medidas pueden tomar para lograr un agua más segura.

Para lograr dicha concientización, se planificó la realización de talleres y jornadas de capacitación a cargo de los voluntarios de la Facultad (alumnos, docentes, no docentes y graduados) y los voluntarios de la fundación coparticipante “Fútbol por los Chicos”. Pero también se pretende que los pobladores se capaciten en el tratamiento y/o potabilización de agua para consumo humano mediante un proceso de desinfección natural o sistemas sencillos de purificación. Sobre este último aspecto, en el marco del proyecto se trabaja en el armado, puesta a punto y prueba de un sistema de tratamiento para la purificación del agua mediante el empleo de un sistema de desinfección natural.

La Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) desarrolla un proyecto de extensión de fuerte contenido social en las poblaciones más necesitadas.

El ingeniero Sergio Roshdestwensky, investigador y director del Laboratorio de Química de la Facultad de Ingeniería, además de director del proyecto, comentó que la iniciativa se lleva a cabo en la localidad de Misión Nueva Pompeya, pero se busca que la experiencia que allí se concreta pueda constituirse en una propuesta a replicarse en otros sitios de El Impenetrable que enfrentan similares problemas para el consumo de agua limpia y segura. Sostuvo que una de las principales problemáticas del agua en esa zona es la presencia del arsénico, por lo que con la promoción del conocimiento de métodos de purificación del agua que puedan ser utilizados por los pobladores, se pretende al menos reducir en un 80% la presencia del arsénico en el agua de consumo.

Respecto al desarrollo de sistemas de purificación para ser transferidos a los pobladores, explicó que en el marco del proyecto se está trabajando con estudiantes avanzados de la facultad para el diseño de prototipos de equipos purificadores que cumplan las condiciones de ser de fácil aplicación o uso, económico, y que puedan ser elaborados con materiales que se puedan conseguir en la zona de El Impenetrable y a bajo costo.

Todos destacan también la vinculación con la Fundación “Fútbol por Los Chicos”, que organiza partidos de futbol con el fin de juntar alimentos para las familias de los chicos, y también útiles para las escuelas y albergues estudiantiles que se encuentran en distintos parajes del Departamento General Güemes, en el corazón del Impenetrable chaqueño. La fundación ya realizó más de 20 viajes a El Impenetrable y aportó 241.250 kilos de ayuda entre alimentos, agua envasada, ropa, calzado, material didáctico, etc. Se visitan/ayudan tres o cuatro veces al año a las familias.

Fuente: Departamento de Comunicación Institucional del Rectorado de la Universidad Nacional del Nordeste



Comentarios