Ante una multitud, el candidato a presidente del Frente de Todos convocó en Resistencia a reconstruir un país solidario, de pie y con trabajo


Ante una multitud que superó las 30.000 personas, el candidato a presidente por el Frente de Todos cerró su campaña electoral en el interior, en un acto desarrollado en el estadio centenario del Club Sarmiento, en la capital chaqueña. Con militantes provenientes de varias provincias vecinas, desde muy temprano el sitio se fue colmando hasta verse desbordado en sus tribunas superando las expectativas iniciales de sus organizadores.

Con un breve discurso de presentación, el gobernador electo Jorge Milton Capitanich dio pie al discurso de Alberto Fernández a quien indicó: “Todo este pueblo quiere que este domingo comience un nuevo tiempo en nuestra Argentina y tiene la esperanza y el deseo de trabajo en Alberto y Cristina”. Además de Capitanich, en el palco principal se ubicaron los gobernadores de Misiones, Hugo Passalacqua; de Formosa, Gildo Insfrán; de San Juan, Sergio Uñac; de San Luis, Alberto Rodríguez Saá; de Chubut, Mariano Arciono, el actual gobernador chaqueño Domingo Peppo y legisladores nacionales de todas las provincias del NEA.

En pocos minutos, Fernández logró desatar una euforia en la multuitud con un discurso que giró sobre ejes claros: recuperar la salud pública, la educación, las fuentes de empleo y la esperzanza de reconstruir el país. Así, por ejemplo explicó: “Nos ocupamos en estos 5 meses de campaña en dejar en claro nuestras diferencias con nuestros adversarios pero tenemos en claro que después del triunfo del domingo debemos dar vuelta la página y construir otro país, más justo, más equilibrado. Estamos obligados a acabar con las fracturas y divisiones estériles, porque nos estuvieron empujando a discutir cuestiones sin importancia mientras millones de argentinos quedaban abandonados por un Estado ausente”.

Fernández también planteó que le indigna que “haya argentinos que no tengan las mismas posibilidades que otros, porque el país central tiene todos los privilegios y las provincias periféricas suman necesidades y olvidos. Sepan todos que el 10 de diciembre vamos a empezar una nueva historia de reconstrucciones, porque nos están dejando una argentina diezmada, lo único que hacen es gastar las reservas, ya que no han sabido controlar nada. Nos comprometemos a poner de pie nuevamente a la salud pública. Y allí donde el Estado se olvidó de nuestros chicos, vamos a poner de pie la educación pública y de excelencia que merecen.

AL momento en que la multitud coreaba el estribillo “Vamos a Volver”, el candidato tomó la posta para comprometerse en que “vamos a volver y seremos mejores de lo que fuimos, con más compromiso hacia cada argentino. Y lo haremos sin quitarle derechos a nuestro pueblo. Me indigna que algunos sigan preguntando con qué plata se paga las jubilaciones a las amas de casa pero se hacen los distraídos y nada preguntan sobre con qué dinero se le paga los intereses a los bancos con los que se endeudó el país”. Finalmente hizo un pedido que cada uno haga un trabajo de sumar “a los que aún no están convencidos para que nos voten este domingo y empecemos el nuevo tiempo de la Argentina”.




Comentarios