La madrugada del domingo se vió conmocionada por un suceso policial en la zona norte de la ciudad. El saldo, un hombre baleado, dos detenidos y dos oficiales heridos.


Eran las primeras horas del domingo cuando el sistema 911 recibió un llamado alertando de un caso de violencia de género. A las 2:47 hs se hizo presente en 25 de Mayo y calle 13 el móvil PT-334 de la Policía del Chaco. La escena era un caos, se constató la veracidad del hecho, pero rápidamente tuvieron que solicitar apoyo, ya que los vecinos comenzaron a arrojar ladrillazos al móvil policial.

El caso es que antes que llegara el móvil policial, y aquí radica lo de confuso del episodio, se estaba desarrollando una gresca entre vecinos, de ese enfrentamiento (según acta policial) surge que Cristian Oscar Boizon de 33 años resulta herido en ambas piernas, a la altura de los muslos, con arma de fuego.

Policía herido

En el caso de violencia de género, la víctima, Nora Adriana Rojas de 31 años identifica al agresor como su ex pareja, Ariel Orlando Sanavria de 38 años, quien se resiste al pedido de la policía para ser trasladado a la comisaria y exhibe una ganzúa.

De dicha resistencia resulta herido el oficial Lucas Fernández con cortes en el ante brazo izquierdo. Lo grave es que el chaleco del funcionario público tiene dos cortes hechos por el arma blanca a la altura del tórax.

Chaleco antibalas perforado

Finalmente Boizon quedo detenido en el hospital por “Resistencia, Atentado, Lesiones y Daño a los Bienes del Estado” mientras que Sanavria quedó aprehendido por “Supuestas Lesiones en Contexto de Violencia de Género, Supuesto Intento de Homicidio.




Comentarios