Se sumó un nuevo testigo en la causa por la muerte de Santiago Maldonado en 2017. Su testimonio fue clave ya que, según aseguró, habría escuchado aquel día a dos gendarmes decir que “se les fue”.

Si bien aquel año se dio a conocer un informe forense que determinó que el joven murió por “asfixia por sumersión” y sin tener señales de haber sido manipulado o arrastrado, este testigo afianza la hipótesis de que fue asesinado.

Según ADNSUR, el testigo confesó haber escuchado a personal de Gendarmería, partícipes del operativo, decir que los uniformados detuvieron a una persona, a la cual interrogaron y que “se les fue”.

El testimonio, en otras palabras, alude a que Maldonado habría sido detenido en el descampado que funcionaba al interior de la estancia Leleque. Misma declaración que hicieron testigos mapuches en la causa.

Sergio Maldonado, en medio de la causa por Santiago, insistirá en que se trató de una desaparición forzada.

Sergio Maldonado, hermano de la víctima, en base a esta nueva declaración, informó que “se suma a la causa que esta persona habla de la detención”. Luego agregó: “Eso refuerza nuestra teoría de la desaparición forzada”.

El testigo, cuya identidad es reservada por temas de seguridad, habría estado vinculado con Gendarmería. Este supuestamente obtuvo los datos de forma directa, pues estaba en el sitio cuando ocurrió todo.

En diálogo con la TV Pública, el hombre dijo: “Una persona ahora declara de manera muy firme aportando datos, horarios y nombres de diferentes personas; dice que escucha cuando lo detienen a Santiago, que lo habían llevado al puesto en Benetton, y después de un tiempo vuelve el comentario de que se les había ido la mano”.