Ya está en marcha el depósito fiscal del Centro Logístico Internacional de Rafaela

Edmundo López dialogó con la prensa local para explicar los alcances de este nuevo servicio de la CaCEx Rafaela.

Centro Logístico Internacional de Rafaela
Centro Logístico Internacional de Rafaela Foto: Prensa CACEX

Desde finales del pasado mes de mayo, la Cámara de Comercio Exterior (CaCEx) que forma parte del Centro Comercial e Industrial de Rafaela y la Región (CCIRR), puso en marca el funcionamiento el depósito fiscal del Centro Logístico Internacional de Rafaela (CLIR). Un logro que potenciará las ventas al exterior de nuestra ciudad y de la zona.

El presidente de la CaCEX, Edmundo López, mantuvo un contacto con la prensa en la mañana de este jueves, cuando se realizó una “desde nuestros inicios, hace ya 46 años, anhelábamos que la ciudad de Rafaela contara con un lugar para que las empresas pudieran dejar sus cargas en el momento que lo creyeran conveniente y de ahí ir retirando las mercaderías y consolidar cargas de importación y de exportación”. Y añadió: “Es un orgullo para nosotros poder ser quienes administramos este emprendimiento. Realmente creemos que es un salto de calidad muy importante en lo que tiene que ver con todo el comercio exterior.”

“Tenemos una balanza con la que se realiza el pesaje de los camiones, con toda la tecnología exigida por la Aduana y el control del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI). Cumplimos con toda la normativa necesaria para poder estar dentro de los estándares internacionales que se requieren para poder administrar este tipo de emprendimiento”, detalló López.

Esta posibilidad que ya está establecida, las empresas exportadoras de Rafaela y la zona podrán conseguir una fuerte reducción en los costos logísticos, dado que ya no tendrán que hacer los depósitos en Rosario o Santa Fe, que eran los depósitos fiscales más contrarios.

Para acceder al CLIR, -ubicado en  Juan D. Perón 2358, en un predio de dos hectáreas y media- cuenta con una playa de maniobras de 4.000 metros cuadrados, un galpón de 1.000 metros cuadrados y 250 metros de oficinas, no hace falta ser socio del CCIRR.