Un aviso realizado al sistema Ojos en Alerta, el cual daba cuenta del hallazgo de una moto en aparente estado de abandono sobre calle Saavedra al 500 hizo que un móvil con personal de la Guardia Urbana se acercara a la dirección indicada.

Una vez en el lugar, los agentes preventivos confirmaron la presencia de una motocicleta marca Corven de color negra con un casco rojo amarrado a su chasis.

De inmediato, dieron con el titular del dominio quien dio a conocer que sería la que, días antes, había alertado como robada desde el estacionamiento de una institución escolar a Ojos en Alerta y denunciado ante las autoridades policiales de la Comisaría 1°.

Fue entonces, que dieron aviso a la Policía para que se acerque al sitio para realizar las actuaciones correspondientes, mientras el dueño del vehículo fue asesorado por personal de la GUR para que se acercara a la dependencia en donde realizó la denuncia para reconocer la moto en cuestión.

Finalmente, con la documentación presentada por el titular del bien verificada, se le restableció en el acto.