Este viernes hubo una nueva audiencia en el Ministerio de Trabajo de Santa Fe, para tratar de encontrar una salida consensuada al conflicto laboral desatado en la Clínica Nacer, el único efector de salud privado pediátrico de Rafaela y zona. Por ahora, no hubo avances y desde la Asociación de Trabajadores de la Sanidad (ATSA) comunicaron que siguen en estado de “asamblea permanente”.

Luego del encuentro con los empresarios, manifestaron que “no son claros respecto del futuro laboral” de las 18 personas que aún siguen empleadas (originalmente eran 19, pero una se desvinculó de la empresa). “Permanecemos en estado de alerta”, informaron en un comunicado de prensa. La próxima audiencia será el martes 9.

“Hemos concurrido a todas las audiencias en el Ministerio de Trabajo provincial, pero los empleadores que ya han faltado a su palabra, no presentan una solución satisfactoria que respete los derechos laborales de nuestras compañeras y compañeros”, indican y agregan: “por este motivo, continuamos con la medida gremial: guardia sindical permanente en el establecimiento y estado de alerta y movilización”.

“La principal preocupación, que guía todas las gestiones gremiales, es la preservación de los puestos de trabajo de las y los trabajadores que actualmente se desempeñan en ese establecimiento pediátrico rafaelino”, dicen y concluyen: “volvemos a apelar a la responsabilidad empresaria y a la sensibilidad social que permita agilizar y encontrar una solución definitiva”.