Dispusieron la prisión preventiva de un joven de 18 años, cuyas iniciales son MRS, que es investigado por privar de la libertad a su expareja y abusarla sexualmente en nuestra ciudad. Así lo resolvió la jueza de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Cristina Fortunato, en una audiencia realizada en los tribunales rafaelinos.

La fiscal Favia Burella está a cargo de la investigación y es quien formuló el requerimiento para que se imponga la cautelar. “Al joven investigado se le atribuyó la autoría de abuso sexual con acceso carnal mediado por violencia; privación ilegítima de la libertad por medio de amenazas; lesiones leves doblemente calificadas y desobediencia de mandato judicial”, detalló la representante del MPA.

Vivienda

La fiscal señaló que “en una fecha comprendida entre el lunes 7 y el viernes 11 de junio, el imputado abordó de forma violenta y sorpresiva a su expareja mientras ella caminaba por la vía pública”. Precisó que “a pesar de una medida de distancia y prohibición de acercamiento que ya había sido dictada judicialmente, el hombre investigado tomó del cuello a la víctima y la obligó a ir con él a una vivienda ubicada en calle Peterlin al 1.300”.

Planteó que “mediante intimidaciones, el imputado retuvo a su expareja dentro del inmueble durante varios días”, y subrayó que “en reiteradas oportunidades le mostró un rifle para infundirle temor”. En tal sentido, manifestó que “si bien en una oportunidad la víctima fue junto al atacante a un local comercial, lo hizo bajo amenaza”.

Por otro lado, Burella se refirió a que “el domingo 13 de junio, el joven investigado golpeó en el rostro y agredió sexualmente a la víctima, quien resultó herida en diferentes partes de su cuerpo”. Con todo, “en un momento en el que el agresor no estaba controlándola, la persona atacada logró escaparse”, sostuvo.