El precio del boleto no se incrementa desde el 29 de agosto del año 2019, con un precio de 25 pesos. De modo tal que resulta necesaria su actualización hasta aproximarse al valor real, para continuar con la prestación del servicio.

En este marco, desde el próximo jueves 26 de mayo, la tarifa del transporte público local tendrá una modificación, ascendiendo a un valor de 50 pesos.

Para quienes sean beneficiarios de la tarjeta SUBE con la tarifa social federal y tarifa social local (categoría de jubilados y pensionados provinciales) el valor del pasaje resultará de la aplicación de los descuentos otorgados por el Gobierno Nacional y/o normativa que eventualmente se dicte para este tema, siendo de un 55 por ciento.

Cabe mencionar que las ciudades de Rosario y Santa Fe, por ejemplo, realizaron estas actualizaciones en enero de 2022, elevando el costo a 59,35 pesos. Pero, en la primera de las localidades mencionadas, ya se anunció un aumento desde el lunes: será 69,50 pesos. Un reciente estudio de costos arrojó que debería estar a 105 pesos. Municipio y empresas absorberán la diferencia.

No se aplica la ordenanza

Pese a que no se aplica, sigue vigente la ordenanza N° 4.918. En la misma, se determina que, para el aumento del boleto de minibuses se debía aplicar una fórmula polinómica determinada por un 60% correspondiente al aumento de los salarios, 15% combustible y 25% de reparaciones y repuestos. Más allá de esto, quedaba “ad referéndum” del Concejo. El artículo 3º de la ordenanza dice que la actualización será semestral. Solo se hizo así una sola vez.