Tras las elecciones, siempre se hace un juego periodístico acerca de quienes fueron los ganadores y los perdedores tras el recuento de votos. En este caso, el sufragio de las PASO en Rafaela dejó bastante para analizar.

Vayamos por partes. Las Primarias resuelven las competencias internas en los partidos políticos. Y es por ello que, en los tres en que había internas, tuvieron efectivamente ganadores.

Leo Viotti se quedó con 9 de cada 10 votos que tuvo Juntos por el Cambio. Además, con sus 17.000 votos, se erigió como el candidato más votado de la jornada. Y por lejos. Las mieles de la victoria son suyas.

El Dr. Martín Racca se impuso ampliamente en la interna, quedándose con 7 de cada 10 de los votos peronistas. Pero quedó relegado en la individual. Por mucho: casi 7.500 votos. Y, aún con el aporte de Nahuel Aimar y de Francisco Barredo, no lograron acercarse a Juntos por el Cambio, quedando a 10 puntos de distancia, unos 4.700 sufragios. Ganó, sí. Pero hay mucho por trabajar.

Carla Boidi es otra de las personas que se puede poner la corona con laureles en sus hombros. Venció en la interna del Frente Progresista y antes, logró ser eregida como la primera candidata que encabece una lista en el PDP. Pero, si el Socialismo se hubiera presentado unido, hubiera perdido, porque tanto Matías Martínez Sella (también otro de los ganadores de la jornada, venciendo al socialismo ‘oficialista’ y siendo el 6° más votado) como Sergio Loyola sumaron más votos que ella.

Delvis Bodoira, quien por primera vez se presentaba como candidato, se erigió como el tercer candidato más votado, con un partido en que debutaba en las lides municipales. Superó el corte, con lo cual, consiguió el objetivo. “Es una elección histórica. Es muy buena en la relación dinero invertido - cantidad de votos”, dijo a VíaRafaela. Pero, para discutir la quinta banca, deberá duplicar la cantidad de votos.

Florencia Muriel, de Rafaela Mi Ciudad, consiguió 1.800 votos, pudiendo superar el corte y llegando a las generales. Otra de las ganadoras, dado que este era uno de los objetivos fijados en su debut electoral.

También debemos poner en esta columna de ganadores a Nahuel Aimar, que apareció como el cuarto candidato más votado y empujó al oficialismo a acercarse a Juntos por el Cambio. Sus votos serán imprescindibles para las Generales.

Oscar Gasparotti, de Podemos, no logró superar el corte: le faltó un centenar de votos para alcanzarlo. Es cierto que faltan escrutar 4 mesas, pero dificilmente pudiera recaudar esos 125 sufragios en tan pocas mesas.

Quienes no pudieron alcanzar los votos suficientes fueron Ayelén Kessel, Pablo Rodríguez y José Rolando.

Entre los perdedores, también se cuenta al PRO. Es que dos concejales de ese signo partidario dejarán su banca en diciembre (Lalo Bonino y Marta Pascual) y entre los candidatos, no figura ninguno de ese partido.