La Secretaria de Educación de la Municipalidad de Rafaela, Mariana Andereggen adelantó que podrían darse algunas restricciones para las personas que no se vacunen contra el COVID - 19. Esto es algo de lo que se viene planteando en varias partes del mundo y la provincia de Santa Fe no es ajena: de hecho, el gobernador anticipó que, cuando se den los mismos parámetros que dijo la funcionaria local, también se restringirían ciertas actividades.

Si bien es un futuro que ahora se ve un poco más cercano, todavía no es la situación actual. Andereggen indicó que “Cuando todos y todas los que quieran vacunarse lo hayan hecho con las dos dosis y además haya vacunas extra disponibles, se van a empezar a restringir las actividades para quienes no se hayan vacunado, por ejemplo acceder al transporte público, dependencias oficiales, espectáculos, eventos deportivos y demás”, y sumó, “incluso las posibilidades de acceder a determinados trabajos se va a ver disminuida para quienes no se hayan vacunado”.

Rafaela hoy tiene un 88% de su población objetivo con una dosis. Pero solo el 30% con un dos. Es decir, todavía falta que la mitad de la población vacuna complete el cronograma para que se pueda avanzar en este sentido.

Igualmente, se viene planteando este panorama, desde hace tres semanas, a los alumnos de la Escuela Primaria para Adultos Libertador General San Martín, EEMPA Libertad y su anexo, los últimos cursos de las Escuelas Técnicas Guillermo Lehmann, Nicolás Avellaneda y Malvinas Argentinas y la Escuela Mario Vecchioli - Turno Noche. Todos son mayores de 18 años.

En las recorridas, de las que participan Andereggen, el Subsecretario de Salud, Martín Racca, y sus respectivos equipos de trabajo, con la presencia de integrantes del grupo Jóvenes Voluntarios, se promueve la vacunación.

“Es la salida conjunta que tenemos de esta pandemia, ya que se demostró que la vacuna es segura y efectiva y que nos protege y nos ayuda a salir adelante, en tres niveles”, explicó el doctor Martín Racca. “El individual, porque puede transformar una enfermedad potencialmente mortal en una gripe leve o con tránsito asintomático; el segundo nivel de cuidado tiene que ver con el núcleo familiar o cercano, ya que al contagiarse estando vacunados, la carga viral disminuye considerablemente y por lo tanto la posibilidad de contagio, el tercer nivel tiene que ver con el cuidado comunitario, ya que de bajar los casos o ser más leves, el hospital no se colapsa, las actividades se siguen abriendo, etc. Estar vacunados, entonces, favorece la educación presencial, la diversión, el deporte, y todo pueda ir volviendo casi a la normalidad”, detalló la funcionario.

“En Rafaela, ya pasando las 120 mil dosis colocadas. No hubo ninguna muerte por la vacuna. Las más de 300 muertes que contamos tristemente en este año y medio, fueron consecuencia de la enfermedad”; agregó el Subsecretario de Salud.

“Muchos ya expresan su voluntad de acercarse, entonces, a la carpa “0” de vacunación (ubicada en Bernardo De Irigoyen y Lisandro De la Torre), que funciona de lunes a viernes de 8 a 13:30, y que coloca primeras dosis a los mayores de 18 años, sin turno previo”.

“El aporte de la vacunación tiene relación directa con lo estrictamente educativo”, sostiene la secretaria de educación, ya que garantiza, de alguna manera, “que la permanencia en las escuelas sea en mejores condiciones sanitarias”, abonando a la idea de llegar, cuanto antes, a lograr la denominada “inmunidad de rebaño”.