Durante la mañana de este miércoles, el intendente Luis Castellano recibió en su despacho a Claudio Miriani, agente de la Guardia Urbana, quien la semana pasada sufrió agresiones físicas por parte de un ciudadano. El agente se encuentra con una luxación de hombro producto de una caída por la escalera en la explanada municipal.

El rafaelino, quien integra hace 14 años la institución, explicó: “Me siento contento, representado por el Municipio. Fuimos por un reclamo de una persona que se encontraba durmiendo en la explanada municipal. Al llegar con nuestra compañera, notamos que estaba enojado, fuera de sí. El ciudadano, que cuenta con antecedentes, primero empezó a agredirnos verbalmente y al momento de explicarle de que se tenía que retirar del lugar, se me tiró encima aplicándome golpes de puño. Producto de la violencia, nos caímos los dos por la escalera. Fue una desgracia con suerte, porque solo sufrí una luxación en el hombro”.

Luego de escucharlo, interiorizarse sobre su salud y felicitarlo por su compromiso con la comunidad, el intendente remarcó: “Claudio es un empleado público destacado, como tantos otros. En la Guardia Urbana recorren la calle todo el día y se arriesgan para cuidar a nuestra gente. A veces, como en este caso, enfrentándose con una persona que lo agredió físicamente pero afortunadamente está bien, recuperándose de un problema en el hombro”.

Además el mandatario agregó: “Quería charlar con él, preguntarle cómo se encontraba y reconocerlo, también con Gabriel Fernández, que es el director de la GUR. Para mí es un orgullo tener ese tipo de empleados y empleadas en el Municipio y por eso lo destacamos, lo hacemos visible, porque son esos buenos ejemplos que queremos que marquen el camino”.

Por su parte, el secretario de Prevención en Seguridad, Maximiliano Postovit, recalcó: “Estos gestos enaltecen y veo totalmente positivo que el intendente reciba en su despacho y se preocupe por la salud de un trabajador municipal”.

Por último, el funcionario destacó el trabajo que se viene realizando en la institución. “En esta situación de pandemia, donde la Guardia Urbana se vio acrecentada en sus tareas, quiero resaltar la vocación de servicio de todos sus integrantes. Donde hay muchos agentes como Claudio que trabajan por la comunidad. Realmente es de valorar el compromiso que tienen con el vecino y con la ciudad en general”.