El dólar blue en Rafaela parece no detener su escalada. En las últimas jornadas, se vio a mucha gente haciendo cola, buscando obtener -con métodos no oficiales- billetes verdes, que le permitan resguardarse de la inflación.

Los especialistas entienden que esto se da porque en los últimos días, los empleados cobraron el aguinaldo y lo transformaron en dólares, para poder mantener su capacidad de ahorro.

La presión no es nueva y ya lleva más de una semana. Hace unos diez días, mientras buena parte de Argentina estaba ansiosa esperando el partido de la Selección por la noche, el Banco Central de la República Argentina y la Comisión Nacional de Valores emitieron resoluciones que implican una nueva restricción para la compra de dólares.

Para simplificarlo, implican nuevas trabas para trabajar con lo que se conoce como “contado con liqui” o “dólar bolsa”, es decir, comprar con pesos acciones que puedan venderse en el exterior, depositándose dólares en una cuenta propia, una forma legal de saltar el cepo.

La intención del gobierno es ponerle un freno a una posible escalada y evitar que esa corrida cambiaria se traslade a precios, en tiempos preelectorales.

Estas nuevas medidas provocaron oscilaciones en el dólar paralelo en todo en país y Rafaela no fue la excepción. Se pudieron ver largas colas en conocidas “cuevas”, en pleno centro local. Si bien no hay una cotización oficial, el dólar blue cotizó este martes 20 de julio en 177 pesos para la compra y 184 pesos para la venta.