En el marco del incesante trabajo preventivo que lleva adelante la Policía de la Provincia y el Municipio, en contacto permanente con vecinos de distintos sectores de la ciudad, se detectó la organización de cinco fiestas prohibidas.

Las mismas, en las que participaban más de 70 jóvenes, se realizaron en calle Las Araucarias al 1900, Cervantes al 500, Almafuerte al 300, Lisandro de la Torre al 800 y Magdalena de Lorenzi al 500.

Quienes se encontraban a cargo de la organización fueron identificados y los eventos se dieron por finalizados, aplicando las actuaciones administrativas correspondientes.

Abandonaron el lugar

De recorrida por las calles, los agentes notificaron que en el espacio público lindante a la vecinal del barrio Los Álamos se encontraban una gran cantidad de personas con música elevada proveniente de los autos. Al visualizar la presencia policial, se retiraron.