En las últimas horas, se conoció el decreto N° 1440, a partir del cual, la provincia de Santa Fe autorizaba los servicios de media y larga distancia de pasajeros, tanto de trenes como de colectivos. Inmediatamente, las miradas se dirigieron hacia la terminal de ómnibus de Rafaela, que se encuentra sin recibir coches desde el comienzo de la pandemia.

En la mañana de este jueves, funcionarios del Ejecutivo Municipal se reunieron con Hernán Gunzinger, gerente de la concesionaria de la Nueva Terminal de Ómnibus de Rafaela. Tras ese encuentro, brindó declaraciones en FM Galena, en donde comentó que “Este es un paso importante: de nada a algo. No sólo para las empresas, sino para los rafaelinos, que tienen necesidad de viajar. Para poder hacerlo, la declaración jurada de salud y tienen que registrar el viaje en la aplicación Cuid.ar”.

“Lo que resta es que las empresas de transporte vean los protocolos y empezar a charlar con ellos para ver las líneas que van a implementar”, agregó.

Por ahora, solo pueden viajar las personas con actividades esenciales. Y hacer cuarentena por 14 días, que es algo que quedó vetusto, ya te que tenemos transmisión comunitaria. Estamos haciendo consultas respecto de esto. Hace tres meses, hubiera sido válido. Hoy, teniendo transmisión comunitaria, no sé si sería lógico”, indicó.

¿Qué pasará con los colectivos? Dependerá si pueden o no abrir las ventanillas. Cuanto mayor sea la ventilación, mayor cantidad de pasajeros pueda tener.

“Queremos implementar los protocolos lo mejor y lo antes posible”, completó Gunzinger.

Recordemos que hay empresas provinciales, que tienen origen o destino Rafaela, como ETAR y Güemes (Rosario-Tostado), Ruta 13, Ruta 70, La Espiga de Oro (Santa Fe). Pero hay otras nacionales (colectivos que recorren Jujuy-Buenos Aires, por ejemplo), que siempre pararon en Rafaela. También tienen la posibilidad de la venta de pasajes. “Acá están en la mitad. Les conviene vender pasajes completos, no intermedios. Ellos nos dicen que sí. Pero no sabemos bien, tenemos que ver cómo se implementan. Lo que sí, la oferta de pasajes va a ser muy reducida respecto de lo que teníamos antes. Igualmente, lo que queríamos ofrecerle es que descansen unos 45 minutos, para sanitizar la unidad y que la gente pueda bajar en la terminal y que se pueda darle un poco de movimiento a los locales comerciales”, comentó.