Se da luego de la reducción del uso de los espacios interiores al 30 por ciento. Probaron usar las calles.


Desde este viernes por la noche, la gastronomía local comenzó a usar más espacios públicos para poder contrarrestrar la restricción de una reducción de la ocupación en el interior de sus bares o restaurantes. Recordemos que se pasó de un 50% a un 30%. 

Por tal motivo, se colocaron mesas y sillas en espacios públicos, ya sea en veredas o canteros, respetando el distanciamiento entre ellas. Recordemos que el uso de la doble protección (tapaboca y máscaras acrílicas) es obligatorio para el personal.

Asimismo personal de Protección Vial y Comunitaria, Guardia Urbana y Brigada Sanitaria, se encargan de estar atentos a que estas medidas se cumplan como así también de controlar que no haya aglomeración de personas en sanitarios y patios internos.

Bares usan más espacios abiertos

Cabe destacar que desde el Municipio se continuará trabajando junto al sector gastronómico buscando alternativas en conjunto para beneficiar al sector.

¿Usarán las calles?

Durante la semana, se dio una prueba en un conocido bar de calle Ayacucho. Allí se dispusieron mesas directamente sobre la calle. La intención es aumentar aún más la disponibilidad de los espacios. Por ahora, es solo una prueba. Pero se espera que se apruebe en los próximos días. 




Comentarios