El mandatario local recorrió la empresa INBIO, socia de la UNRaf en el desarrollo del ciclador automático, aprobado por la ANMAT.


El intendente Luis Castellano realizó una visita a la empresa INBIO, socia de la Universidad Nacional de Rafaela (UNRaf) en el desarrollo de un ciclador automático, que recientemente recibiera la aprobación de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) para su producción. El ciclador es un “suplente” de los respiradores automáticos. 

Es un orgullo poder estar con cada uno de los socios del Grupo viendo este ciclador, esta alternativa que surgió rápidamente desde la empresa INBIO”, dijo el intendente Luis Castellano durante la recorrida que realizó junto al secretario de Producción, Empleo e Innovación, Diego Peiretti.

El proyecto se concretó a partir de una iniciativa público – privada de la que forman parte la Universidad Nacional de Rafaela (UNRaf), el Grupo INBIO, y el Centro Tecnológico de Manufactura e Industria Digital de Rafaela (CenTec), el Ministerio de Ciencia,Tecnología e Innovación de la Nación y empresas del ámbito privado.

El intendente Luis Castellano en el grupo Inbio

Los empresarios rafaelinos están a la vanguardia cuando hay que pensar creativamente y avanzar en un desarrollo. Ahora tenemos la buena noticia de que está aprobado por ANMAT”. Agregó que “no solamente vinimos a visitarlos sino también a ponernos a disposición para ver cómo podemos empezar a instalar, de a poco y sobre todo en los efectores públicos, este ciclador – respirador que puede ayudar a salvar vidas”, marcó Castellano.

El mandatario observó que el ciclador – respirador puede ser de gran ayuda ante el “aumento creciente de la cantidad de casos, de la ocupación de camas tanto críticas como comunes, incluso, que alguien necesite recibir oxígeno o que necesite ser asistido en respiración”.

“Vamos a tener un elemento que, además, es rafaelino. Está diseñado, ejecutado y puesto a disposición por empresarios rafaelinos. Hubo gente que no solamente aportó para el desarrollo sino que trajo ideas y ayuda a que esto sea posible y la UNRaf fue una de las instituciones que también lo hizo. La salud ha pasado a tener un rol preponderante en las políticas públicas y yo creo que esto es parte de todo lo que se viene desarrollando en el presente y es el futuro”, finalizó.

Proyecto

Por su parte, Guillermo Bernasconi, bioingeniero y socio del Grupo INBIO, manifestó que el ciclador es “conocido como respirador que tiene como función soportar respiratoriamente al paciente, en este caso, durante la pandemia”.

Al comentar su funcionamiento, comentó que “tiene algunas ventajas y otras desventajas. Como ventaja, que es sencillo de usar. Necesita solamente oxígeno porque usa aire ambiente y tiene todas las medidas de seguridad mediante los filtros bacteriológicos. Es un equipo de campaña, que tiene un solo modo respiratorio a comparación de la cantidad que tienen los otros respiradores”.

Aclarando lo que significa el “modo campaña”, Bernasconi detalló que “significa que se puede usar enchufado a una fuente de alimentación eléctrica y un tubo de oxígeno. En cambio, un respirador convencional requiere de una instalación de aire comprimido, oxígeno y profesional muy calificado en el uso y la programación del equipo”.

Finalmente, Bernasconi dijo que “este proyecto está aprobado solamente para el ámbito del COVID”.




Comentarios