Así se decidió tras una reunión del comando unificado. Habrá solo guardias mínimas en los cuatro puntos de ingreso a la ciudad.


En una nueva reunión de Comando Unificado, representantes del Ministerio de Seguridad de la Provincia junto a las fuerzas de seguridad federales y provinciales y el Municipio, que participa con sus fuerzas operativas, evaluaron la situación epidemiológica y coincidieron en fortalecer la estrategia que vienen desarrollando durante las últimas semanas. La decisión tomada será la de intensificar los cuidados en las calles a fin de supervisar el control interno.

Por tal motivo, se reforzarán los equipos de trabajo para observar y monitorear que cada ámbito y actividad pueda cumplir las medidas sanitarias preventivas. Mantener toda la logística es un esfuerzo muy grande que se viene realizando, y debido a la circulación comunitaria que existe y a la baja de agentes por contagios, se resolvió continuar con el plan de vigilancia dentro de la ciudad.

Para potenciar esta medida -que según fuentes oficiales viene siendo efectiva-, y también para optimizar los recursos humanos, se reducirá el personal en los principales accesos, dejando por momentos guardias mínimas en los puestos de control en las rutas.




Comentarios