La oposición exibió el permiso entregado a la familia Merli y le echó la culpa al intendente Castellano, que ve con "preocupación" las restricciones aprobadas no solo por esta, sino por futuras inversiones.


El Concejo Municipal modificó hace una semana el Código Urbano y dio por el suelo la posibilidad de que se concrete una estación de servicio en la esquina de las avenidas Fanti y Suipacha, frente a la recientemente construida rotonda. Pero, pese al tiempo transcurrido, sigue la polémica.

​La oposición ya había fijado sus puntos: para Mársico, había que impedir otro Chaskona y para Viotti, la discusión era mucho más grande que la estación de servicio. 

Este viernes trascendió el certificado brindado desde el Ejecutivo, a partir del cual, la familia Merli, terminó comprando el predio. 

Certificado de conformidad de uso de suelo de estación de servicio by Via País on Scribd

Al mismo tiempo, el intendente Luis Castellano, en declaraciones a ADN Radio, mostró su preocupación por lo aprobado por el Concejo Municipal: “me preocupa a futuro, donde muchas pequeñas o medianas empresas tampoco se van a poder instalar“, dijo y agregó: “Se modifica restringiendo en vez de ampliando. Se cerró el tema servicios a baja complejidad, lo cual impedirá la instalación de futuras pymes. Ahora se perderán 20 puestos de trabajo”. 




Comentarios