Así entiende que debería actuar la sociedad, tras conocerse los resultados negativos tanto del remisero rafaelino como del hombre de Ataliva, que estará aislado por 14 por provenir de Rosario.


En los últimos minutos de este jueves, se conoció el resultado de la contraprueba hecha al hombre de Ataliva, que había dado positivo por coronavirus en una serie de análisis prequirúrgicos, antes de una operación en una clínica privada, en Rosario. De esta forma, se dio por cerrado el caso: ni él ni el remisero rafaelino que lo transportó estaban infectados. Sin embargo, la sociedad elaboró una gran cantidad de rumores en estas últimas horas. Para el Coordinador de Epidemiología de la Zona Salud 2, Dr. Roberto Vitaloni, “deberíamos pedirles disculpas”. 

En diálogo con FM Galena, remarcó: “todo el mundo opina, no sabe del tema y quiere destruir al prójimo”. “Hay veces que tenemos que hacer futurología, porque aparecen cosas y no sabemos como explicarlas después. Esto es biología: hay que darle tiempo”.

¿Qué pasó para que cambie el resultado? “La prueba diagnóstica, sí o sí, es el hisopado. Y al señor de Ataliva, el primero que le hicieron, fue un test rápido. Esto también da la pauta por qué no usamos: porque no son confiables”, contestó. “Dan falsos positivos y falsos negativos. Pueden pasar las dos cosas. No está mal haberlo usado: cuando te da dudoso, pedís el ‘gold standard’, la prueba de diagóstica verdadera”, completó. 

¿Y ahora? ¿Se hace un tercer resultado? “No hay una tercera prueba porque la primera no fue lo suficientemente rigurosa”, dijo. ¿Por qué la Provincia tomó ese resultado como oficial? “Porque es epidemiología, no la Corte Suprema de Justicia. Por eso, para proteger al resto de la población -estaba en una institución médica y había que evitar un posible contagio al resto de los pacientes- se tomó esta decisión. Pero, en el medio, salió el rumor. Y no lo quemamos, pero faltó poco”, agregó.

“Creo que hoy el trabajo que hay que hacer es pedirle disculpas a este señor y al remisero. Porque hay un montón de personas que no tienen nada que hacer e hicieron mensajes de voz y de texto, agrediendo. Y esto no puede ser: tiene que haber una Justicia. ¿Quién repara el honor y buen nombre de estos señores? Anoche, cuando me enteré, tenía ganas de agarrar el auto e ir a pedirle yo disculpas”, mencionó. 

El señor de Ataliva se encuentra en su pueblo. Y ahora se encuentra en aislamiento por haber vuelto de una localidad con transmisión comunitaria, como lo es Rosario. Así que este buen hombre, en menos de 72 horas, pasó pensar que iba a ser operado a ser vilipendiado por haberle dado positivo un test que estaba equivocado, no se operó y, además, ahora está aislado por 14 días…




Comentarios