La concejala presentará formalmente el texto en dos semanas. Evitaría la aplicación de estos productos a 1.000 metros de la zona urbana.


La concejala por el Frente de Juntos (PJ), Brenda Vimo, anunció que en las próximas dos semanas presentará un proyecto de ordenanza para modificar la N° 3600, que determina una línea agronómica de 1.000 metros, cuando en la actualidad es tan solo de 200. En ese marco, indicó que recibió “presiones y hasta mensajes violentos”.

El debate es uno de las grandes deudas del Concejo Municipal de Rafaela. Es que desde hace ocho años se presentan proyectos al respecto. Pero nunca llegan al recinto. En realidad, en dos oportunidades se le dio despacho. Pero, antes de comenzar en debate, se envió el proyecto a comisión, bajo el pretexto de convocar a “todos los sectores involucrados” porque se necesitaba más debate. Un gran argumento, que nunca se puso en práctica.

“Lo esto terminando. Estoy esperando si le agrego algo más, porque todos los días se agrega información. Hace diez años qeu no se habla del tema en la ciudad, que no se actualiza la información y que están mirando para otro lado. La realidad nos ha demostrado la importancia que tiene el cuidado de la salud. Tenemos que ponernos los pantalones y sentarnos a discutirlo”, dijo la concejala en declaraciones a FM Galena. “Si lo tendría que hacer, lo hago. Pero la Justicia muestra fallos que van en el mismo sentido que el proyecto”, indicó, en referencia a lo sucedido en Sastre o San Jorge. 

Agregó que el proyecto no solamente contempla la línea agronómica, sino también propuestas sobre qué hacer con el suelo que resultara improductivo. 

Brenda Vimo (web)

“Entiendo que hay muchas presiones. Desde hace un tiempo, que empecé a hablar de este tema, recibí muchas presiones. Hasta hace un ratito, recibí mensajes hasta violentos. Sé que se tocan intereses de distintos intereses. Yo tengo una postura clara: he leído más de 1.500 informes”, señaló. Igualmente, advirtió que que no iría a la Justicia por este tema. “Hay veces que me dicen que tengo razón en lo que planteo, pero que reciben demasiadas presiones. Cuando las presiones ponen en juego la salud de un niño, no las entiendo. Y no me parece ético”, agregó. 

“Todos tenemos alguien con Parkinson, con malformaciones congénita, alguien con autismo, con cáncer…. todas enfermedades probablemente causadas por una sustancia como el glifosato. Entonces, frente a esta probabilidad, la OMS  y el organismo de investigación del cáncer a nivel internacional, el Estado tiene que respetar el principio precautorio. Entonces, frente a la duda, hay que preservar el derecho a la salud”, completó. 




Comentarios