El programa, que ya se aplica en Santa Fe y Rosario, comenzará la semana próxima en Rafaela.


La próxima semana, se comenzará a aplicar en la ciudad de Rafaela un programa de detección de COVID-19, denominado Detectar. En las localidades de Santa Fe y Rosario, donde ya comenzar esta semana, se trabajó en geriátricos y en barrios populares.

En Rafaela, por su parte, los testeos no serán masivos. Es decir, no se irá a buscar potenciales contagiados, sino que las tareas se realizarán en los Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS) de dos barrios: el 2 de abril y el Monseñor Zazpe. 

En esos barrios los vecinos o vecinas que presenten síntomas que se emparenten con coronavirus (fiebre, cansancio, tos seca) podrán acercarse para la asistencia médica correspondiente. Allí, se los testeará para poder determinar si se corresponden o no a coronavirus. 

“Insistimos en detectar e hisopar más. Tenemos recursos y queremos usarlos”, dijeron desde la Zona Salud a Vía Rafaela.

Este plan constituye una estrategia de identificación rápida de personas infectadas con el objetivo de registrar la circulación del virus de manera más rigurosa. A la vez, se busca implementar protocolos de higiene específicos para cada lugar consensuados con los municipios y comunas.




Comentarios