Lo presentó el diputado Pablo Pinotti. Prevé una inversión de hasta $4000 millones que se distribuirá en base a la cantidad de habitantes y los kilómetros de la red del distrito.


El diputado provincial Pablo Pinotti (PS-FPCyS) presentó un proyecto de ley en la Legislatura para crear un “Fondo de mantenimiento y mejora de infraestructura vial para municipios y comunas” en Santa Fe. El mismo tendría como objetivo la ejecución de obras en la red vial tanto urbana como rural, de los municipios y comunas de toda la provincia. 

Pinotti indicó que “la red más capilar y extensa del sistema vial es la que pertenece a los pueblos y municipios. Los primeros, conectan población rural, pequeños asentamientos de personas, escuelas rurales y pequeñas unidades productivas. La red vial urbana, está conformada por miles de kilómetros de calles y avenidas que se han desarrollado en todas las poblaciones santafesinas. La presente propuesta pone su atención sobre ambas redes -urbana y rural- que son gestionadas por los municipios y comunas que, con recursos muy dispares y casi siempre muy acotados, deben hacer un enorme esfuerzo para su administración, mantenimiento o ampliación”.

Pinotti estimó que hay casi 60.000 kilómetros de caminos rurales. Y señaló que “constituyen la base de la producción primaria y el primer eslabón para todas las cadenas agroindustriales que generan cerca del 40% del empleo provincial“.

El fondo que pretende crear el proyecto de ley se compondría de la mayor recaudación de los recursos de rentas generales, con un tope máximo de hasta 4.000 millones de pesos para el 2020 que se actualizará tomando como referencia la variación utilizada para el Fondo para la Construcción de Obras y Adquisición de Equipamiento y Rodados (Ley N° 12.385). Los Municipios y Comunas podrán utilizar los recursos obtenidos por este fondo para obras de pavimento nuevo, de repavimentación y bacheo; mejoramiento y ejecución de nuevos accesos; mejoramiento y estabilizado de suelos en caminos rurales y urbanos (alteos, rectificación, estabilización, etc); obras complementarias en vías intervenidas (veredas, iluminación, desagües pluviales y cloacales, señalización y semaforización, etc); compra de materiales de obra; compra de maquinaria para la realización de tareas de mantenimiento de caminos; obras de seguridad vial (reductores de velocidad, radarización, instalación cámaras de vigilancia, etc). Establece que los municipios de primera y segunda categoría deberán afectar como mínimo un 20% a caminos rurales a los fines de asegurar la inversión en infraestructura para la integración de zonas productivas.

En cuanto a la distribución del Fondo entre los Municipios y Comunas ha sido pensada en primer lugar, estableciendo un mínimo que garantice la equidad para todos los gobiernos locales y una base de viabilidad para la realización de las obras y compra de maquinarias; en segundo lugar, buscando un equilibrio entre las necesidades poblacionales y la extensión de la infraestructura vial rural que se requiere atender.

Vale destacar que en los últimos años los municipios y comunas han perdido el Fondo Federal Solidario (FFS, también conocido como el fondo sojero), que distribuía el 30% del total de las retenciones a la soja a los pueblos y comunas, específicamente para obras de infraestructura, entre ellas, las viales. Y pese a que desde diciembre del año pasado se reestablecieron la coparticipación de lo que se recauda: todo se lo queda la Nación. 

“Este proyecto de ley pretende establecer un fondo que en parte pueda compensar los recursos perdidos con la interrupción del Fondo Federal Solidario. Y lo hace de una forma que no afecta los recursos presupuestados anualmente por el gobierno provincial ya que afecta recursos por encima de los previstos en el presupuesto anual”, afirmó el legislador.




Comentarios