El próximo miércoles a las 9.30, el Intendente Municipal Luis Castellano recibirá en su despacho del quinto piso de Moreno 8 a todos los concejales. Allí les pedirá hacer una excepción a la ordenanza que regula los montos a partir de los cuales se debe llamar a licitaciones.

"La variación que hubo con el dólar tras las PASO hizo que muchos proveedores no dieran precios. Entonces, tenemos que discutir como hacemos para no frenar la administración. Probablemente, vayamos a un esquema de compra directa con tres presupuestos o compra directa con pago inmediato. Para poder salir lo que dicen la ordenanza, al menos habrá que hacer una excepción a la norma vigente ", detalló el concejal de Cambiemos.

No es la primera vez que esto sucede en la administración local: desde hace años se viene haciendo con la compra de combustible (en donde ediles de la oposición actúan como veedores de la compra directa) y el año pasado se había decretado la emergencia en seguridad, lo que posibilitó también una mayor celeridad a la hora de comprar elementos.