Un puntaltense fue acusado de haber participado de un robo en nuestra ciudad y estuvo más de 8 meses preso por un delito que no cometió.

Se trata de Hugo Adrián Martínez, a quien acusaron de asaltar a un delivery el 24 de octubre del 2020.

Martínez en una entrevista con radio Rosales manifestó, “le tuve que demostrar todo a la justicia, pasaron muchos meses. La verdad que nunca se levantó un papel, nunca me escucharon.”

La causa estuvo en manos del Fiscal Diego Conti, titular de la UFIJ N°11, quien, durante la jornada de alegatos del juicio, expuso que no contaba con elementos suficientes para acreditar su intervención en el hecho.

“La verdad que no sé por qué, a quien me apuntaba le pareció por la fisionomía, la verdad que dieron conmigo. Medio complicado de una cosa saltó a la otra. Mi hermano me había hecho un Facebook, porque a veces corto el pasto. Y hoy por hoy, te sacan de las redes”, agregó.

Martínez, se encontraba en su puesto de trabajo cuando fue detenido. Se le imputaba ser supuesto coautor de Emilio Daniel Iglesias, el autor material del asalto y quien resultó condenado a 7 años de prisión.

El hombre remarcó que no tenía ningún tipo de vinculación con los involucrados y no acreditaba antecedentes penales. Además, reveló que estuvo 55 días incomunicado en la sede policial de Patagones y luego, al convertirse la aprehensión en detención, fue derivado a la Unidad Penitenciaria de Villa Floresta. Luego de ocho meses detenido, la Justicia determinó su inocencia porque no se pudo probar que tenga vinculación al episodio delictivo.

Yo dije de ir a juicio, no podía hacerme cargo de algo que jamás hice, es loco, es terrible. Fue una alegría inexplicable saber que iba a quedar libre.”, exclamó.

HECHO

El 24 de octubre de 2020 por la noche en el estacionamiento del Barrio Luiggi II, más precisamente en calle Jujuy al 1700, Iglesias junto a otro sujeto, abordaron a Jonathan García. Este último había llegado al lugar por desempeñarse como delivery de una bodega.

En el momento que la víctima solicitó el pago le dijeron, “no dame la plata vos”. Mientras uno de los delincuentes lo empujó y lo golpeó, el otro, de apellido Iglesias le propinó puntazos en el sector intercostal izquierdo con un elemento punzante. Le sustrajeron $600 y dos gaseosas. Luego se dieron a la fuga.