Temas de infraestructura como avance de obras, la provisión de insumos necesarios para la seguridad de los docentes y el cumplimento de los protocolos recomendados desde el Consejo Federal de Educación, fueron algunos de los ejes que se trataron en la reunión que mantuvieron en la Sala de Conferencias del Municipio el intendente Mariano Uset, funcionarios del gabinete y autoridades de educación.

El encuentro, del que también participaron la presidente del Consejo Escolar, Andrea Vogel, y la jefa Distrital de Educación, Claudia Pereyra y los secretarios de Salud, Carlos Gabbarini, y de Obras y Planeamiento, Ignacio Torrontegui, apuntó a ultimar detalles para el regreso a las clases presenciales en el distrito a partir del 1 de marzo.

“En cuanto a infraestructura de las escuelas, todas están en condiciones de iniciar las clases presenciales. La única excepción hasta el momento es el ex Colegio Nacional, donde continúa la ejecución de una obra muy importante, de más de 11 millones de pesos, que consiste en la remodelación y ampliación de sanitarios”, explicó el intendente Uset.

El ex Colegio Nacional será el único que no estará en condiciones de recibir alumnos el 1 de marzo. Esto es “debido a todos los trámites burocráticos que demandó una obra de esta magnitud y con una inversión tan grande, se demoró el inicio de los trabajos en el mes de enero”, dijo el Intendente.

Al día de hoy son 19 los servicios educativos en los que continúan realizándose trabajos previos al comienzo de clases, las tareas que se realizan en los mismos son las que se llevan a cabo todos los años, tales como desmalezamiento o limpieza de tanques de agua.