En el recinto del Concejo Deliberante se reunieron los concejales que integran la comisión de Obras, Servicios Públicos y Planeamiento, presidida por el concejal de Juntos por el Cambio, Néstor Martínez, y autoridades de ABSA.

El encuentro se gestionó para que representantes de la empresa den explicaciones sobre las problemáticas relacionadas al agua que actualmente hay en el distrito.

“Son constantes los reclamos que nos hacen los vecinos cuando vamos a los barrios ya que es alarmante la forma en que se está prestando por parte de la empresa este servicio tan esencial”, afirmó Martínez.

El edil agregó que la reunión fue importante porque “el Concejo debe tomar conocimiento sobre las futuras obras y reparaciones para así poder dar respuestas a los rosaleños”.

Dos puntos neurálgicos de la reunión fueron las pérdidas de agua que alcanzaron notoriedad los últimos días, como la de Villa Arias “que fue reparada por gestiones del intendente Uset”, dijo Martínez y la de calles Paso y Río Dulce. “En este caso la empresa reconoció que se construyó mal en 2014 y que en un lapso de tiempo breve se empezará a reparar”.

Otros temas tratados fueron las pérdidas de agua y cloacas en barrio Centenario que provocan socavamiento en veredas y rajaduras en viviendas. En este caso la empresa aún no resolvió que medidas implementará.

Por último, ante la falta de presión en el barrio ATE III y algunos sectores de Ciudad Atlántida, y ya previendo situaciones que pueden repetirse en los meses de verano, la empresa aseguró que se está analizando llegar a la temporada estival con una cisterna que permita aumentar dicha presión.

El gerente regional, Gustavo Bentivegna y el responsable local, Sergio Amundarain fueron los representantes de ABSA presentes en la reunión