“Al colegio venimos a pie o en bici, pero no tomamos ni un sólo colectivo hasta lograr nuestro objetivo”, fue la consigna de una numerosa Asamblea estudiantil que tuvo al puntaltense Daniel Alberto Racero como uno de los líderes. Aún lo recuerdan trepado al mástil de la escuela, ya era uno de los referentes de lucha por el Boleto Estudiantil Gratuito.

A los 18 años fue secuestrado junto a su amigo Ángel Ungaro durante la madrugada del 16 de septiembre de 1976. Serían dos de seis estudiantes asesinados y que dieron lugar a lo que luego pasó a la historia como La Noche de los Lápices”.

“Calibre”

En Punta Alta lo apodaban “Calibre”. El apodo, cuenta Roberto Baschetti en “Militantes del peronismo revolucionario uno por uno”, obra en la que escribió sobre Racero y “La Noche de los Lápices”.

El apodo, explicó el escritor, “(...) se lo ganó desde chico, cuando jugaba con sus amigos a ver quién meaba más lejos y él les ganaba a todos, lo que ocasionó la reflexión de uno de los participantes en el juego: “Lo que pasa es que vos tenés un pito de calibre largo”.

Su padre, Juan Antonio, que era suboficial de la Armada en la BNPB, cansado de que sus compañeros de armas le cuestionaran su pasado peronista, decide renunciar a su carrera militar y mudarse a La Plata. Allí Daniel se hizo hincha de Gimnasia y Esgrima de La Plata, pasión que sumó al automovilismo y la pesca.

Su militancia

- En el año 1971 ingresó en el Normal N° 3 allí inicia su militancia en la organización peronista MAS (Movimiento de Acción Secundaria)

- En el año 1973, ya participando en la UES ( Unión de Estudiantes Secundarios), fue parte del operativo de reconstrucción, realizado en la provincia de Salta, “Don Martín Miguel de Güemes”, haciendo tareas de alfabetización, reconstrucción de viviendas, campañas de vacunación masiva, etc.

- Hay dos hechos que marcaron la corta vida de “Calibre”: una fue asumir la responsabilidad de la conducción de la UES en su colegio, y el otro, la relación de amistad con Horacio Úngaro, que se profundizó a través de esa militancia compartida. Estando en la casa de su amigo, Daniel fue secuestrado.

Espacio de MoVeJuPa en el Concejo Deliberante que recuerda a los desaparecidos puntaltenses incluido Daniel Racero

Secuestro y desaparición

La noche del 16 de septiembre de 1976 se inició un operativo conjunto de efectivos policiales y del Batallón 601 de Ejército para capturar a 10 jóvenes que tenían entre 16 y 18 años.

- En su mayoría eran integrantes de la Unión de Estudiantes Secundarios (UES), quienes reclamaban por el Boleto Estudiantil Gratuito.

- Irrumpieron en el departamento donde vivía la familia Ungaro en la ciudad de La Plata y secuestraron al joven nacido en nuestra ciudad, que se había quedado a dormir en casa de su amigo Horacio, de 17 años.

- Además de ellos fueron secuestrados Claudio De Acha, María Clara Ciocchini, María Claudia Falcone y Francisco López Muntaner.

- El 17 de septiembre apresaron a Emilce Moler y Patricia Miranda

- Cuatro días después fue detenido Pablo Díaz, pero una semana antes habían secuestrado al estudiante Gustavo Calotti.

- Todos fueron conducidos al centro clandestino de detención “Arana”, donde se los torturó durante semanas, y luego se los trasladó al Pozo de Banfield.

- Moler, Díaz, Miranda y Calotti recuperaron la libertad, en tanto los seis restantes permanecen desaparecidos, entre ellos Daniel Alberto Racero.

Se cumplen 45 años de la Noche de los Lápices (Télam)

- Los jóvenes, militantes de la Unión de Estudiantes Secundarios (UES), habían marchado en reclamo del boleto estudiantil, beneficio suspendido tras el golpe militar, por eso a este hecho se le denominó “La Noche de los Lápices”.

Fuentes: MoVeJuPa , “Militantes del peronismo revolucionario uno por uno” (Roberto Baschetti), sinfiltro.ar