“Dejando Huellas” es un grupo de personas que trabaja a diario en Punta Alta para terminar con el sufrimiento, el maltrato y el abandono de los animales. Además, fomenta la adopción y la tenencia responsable, promueve la importancia del cumplimiento de las leyes sobre los animales e impulsa las castraciones.

Tienen como lema, “Movemos al mundo para proteger a los animales”. La agrupación para ayudar a los callejeritos se fue endeudando entre operaciones, curaciones y alimentos. Este domingo se llevó a cabo una feria de platos en el parque “San Martín” y vendieron todo.

Manifestaron, “Queremos agradecer de corazón a todas las personas que se acercaron al parque a colaborar, nos explota el corazón de alegría, llevamos muchísimas cosas y se vendió todo!!! Gracias gracias gracias de mil maneras”.

“Con lo recaudado vamos a pagar deudas y poder seguir ayudando”, finalizaron.