Luego de la reunión que mantuvieron los concejales de la comisión de Obras, Servicios Públicos y Planeamiento, que el concejal de Juntos por el Cambio, Néstor Martínez, y autoridades de ABSA, desde Bien Común afirmaron que las respuestas la empresa no fueron positivas.

“Si bien desde nuestro espacio vemos muy positivos estos encuentros, lamentablemente las respuestas y la información que nos brindaron no lo fueron, ya que una vez más los vecinos rosaleños se verán afectados por la baja presión o faltante de agua en la temporada estival, así como en el periodo de tiempo que le lleve a la empresa reparar las distintas fallas que afectan al distrito”, afirmaron los ediles.

Quien más se explayó en las redes sociales apenas concluida la reunión fue la concejal Liliana García quien sentenció: “Realmente da bronca y ganas de llorar, la ineficiencia de esta empresa ,más la falta de gestión Municipal es un combo tremendo”.

Desde el bloque vecinalista detallaron: “Las obras que se realizarán próximamente en las intersecciones de avenida Paso y Río Dulce son, nada más y nada menos, que consecuencia de una reparación mal realizada en el año 2014. Esto traerá aparejado varios días de actividad en la zona y a su vez dejará a los vecinos sin agua”.

“No comprendemos cómo el gobierno municipal siendo seis años oficialismo, y contando con el apoyo de su color político a nivel nacional y provincial no gestionó para realizar mayores obras en la ciudad. El gobierno de Uset nos vendió una foto de una supuesta obra en la planta potabilizadora que resultó ser una mentira, puesto que los voceros de ABSA nos confirmaron hoy que en un tiempo dicha planta va a quedar inactiva”, agregaron.

Finalmente los ediles reclamaron por el apoyo que necesiten del bloque de concejales oficialista para modificar el Código de Faltas para que se multe a la empresa. “Con el fin de que sea el municipio quien tenga la potestad de multar a ABSA por su deficiencia en la prestación del servicio”, concluyeron.