Que atraviesan solos por la pandemia, la internación por otras enfermedades, que no es coronavirus.


Algunos médicos y enfermeros del Hospital Naval Puerto Belgrano, que están atravesando la pandemia en el frente de batalla, han frenado su actividad durante algunos minutos para festejar los cumpleaños de los pacientes internados en el Pabellón VIII A.

“Cabe destacar que no es un servicio de covid-19, pero trabajamos con los elementos de protección personal correspondientes a la necesidad de cada patología, cuidando a cada paciente y a cada compañero”, así se lo manifestó a Vía un integrante de la sala, el enfermero Sergio Escalante. El joven pertenece hace seis años al servicio.

Festejos de Cumpleaños en el Pabellón VIII A.

El pabellón tiene como encargada a la Suboficial Segundo enfermera Daniela Chaves.

“Ella se pone la sala al hombro todos los días y deja lo mejor para brindar un buen trabajo entre sus enfermeros y pacientes”, indicó Escalante.

Los festejos fueron una iniciativa de todo el plantel de enfermeros, médicos clínicos y residentes del pabellón VIII A.

Festejos de Cumpleaños en el Pabellón VIII A.

Continuó, “atendemos pacientes polivalentes, con tareas complejas y demanda en forma constante. A pesar del trabajo diario, de la rutina, del día a día, tomamos la iniciativa de poder complementar el estado anímico del usuario en su día de cumpleaños, algo significante para ellos y para el personal de salud que observa. Además, colabora en su evolución día tras día en su estadía del hospital”.

“Un cumpleaños atípico y seguro que nunca olvidará porque en vez de su familia (a la que pueden ver en forma restringida y respetando los protocolos correspondientes en el horario de visita únicamente) han sido los propios sanitarios que los cuidan quienes se han arrancado a sacarle una sonrisa. Sonrisa que asoma por debajo de la mascarilla que lleva puesta”, agregó.

Festejos de Cumpleaños en el Pabellón VIII A.

“La temática del cumpleaños de basa en colaborar en el armado de cartelería, regalo y algunos globos, como también algún mensaje escrito por la familia para que llegue al paciente, a su unidad de alojo”, concluyó.




Comentarios