Fernando Romero es doctor en Historia. Vive con su esposa e hijo en Brasil en una ciudad con epidemia de Dengue y donde se detectó el primer caso positivo de Coronavirus.


Fernando Romero es Doctor en Historia y está radicado en Foz do Iguaçu (Brasil), la ciudad cercana a las Cataratas del Iguazú y, segundo sitio de turismo internacional de Brasil (después de Rio de Janeiro). Forma parte de la triple frontera entre Argentina, Paraguay y Brasil.

Con su esposa se radicaron en Brasil en 2014, y desde 2016 la familia se agrandó con la llegada de Newén João, nacido en tierras tropicales.

Primer caso de Coronavirus positivo en Brasil, se dio en la ciudad donde vive el puntaltense Fernando Romero.

Los tiempos no son fáciles, en la ciudad donde reside hay epidemia de Dengue y se detectó el primer caso positivo de Coronavirus, fue en una mujer de 33 años que llegó de Europa y “el problema es que estuvo 10 días deambulando por la ciudad”, explicó Fernando.

Desde el 17 de marzo se suspendieron las clases en todos los niveles

Sobre cómo viven estos días contó que desde el 17 de marzo se suspendieron todas las clases tanto las escuelas públicas y privadas como en las universidades. Un día después “intendente resolvió la implementación -a partir del 18 de marzo- de equipos de salud pública para la atención domiciliaria de ancianos y pacientes con enfermedades autoinmunes. También se suspenden todos los eventos artísticos, culturales y religiosos”.

Puente de la Amistad sin tránsito

La particularidad geográfica en el mapa hizo que se formen equipos para identificar pacientes con síntomas de virus en el aeropuerto, carretera y aduanas. También el acceso al público en el Parque Nacional do Iguaçu (lado brasileño) el 18 de marzo (3 días después que lo hiciera el Parque Nacional argentino).

Fernando describió que no hubo situaciones de desabastecimiento ni grandes corridas de consumo en los supermercados y las farmacias.

“El presidente Jair Bolsonaro (aún con sospechas de portar la enfermedad) ha subestimado la pandemia”, asegura Fernando.

“A nivel nacional, el presidente Jair Bolsonaro (aún con sospechas de portar la enfermedad) ha subestimado la pandemia y el último domingo se presentó en público con sus simpatizantes en las manifestaciones en Brasilia”, afirmó.

“En la Universidad en la que trabajamos (Universidade Federal da Integração Latino-Americana) se conformó un Comité de Institucional de Enfrentamiento al Covid-19, compuesto por médicos infectologistas, epidemiologistas, y enfermeros que asesoran a las autoridades universitarias para las medidas que deben tomarse”, agregó.

“Coronavirus y Dengue pondrían en crisis el sistema de salud”

La familia del puntaltense reside en un lugar crítico. Además de la posibilidad de avance del Coronavirus, hay epidemia de Dengue.

Epidemia de Dengue

“Entre las preocupaciones locales están que el avance del Coronavirus no coincida con la epidemia actual de dengue que vivimos en la ciudad. La semana pasada, la cifra que manejaban las autoridades municipales era de aproximadamente 2.600 personas confirmadas que habían contraído la enfermedad recientemente en la ciudad, encontrándose 14.000 casos bajo análisis (el número de caso confirmados en el Estado de Paraná ronda las 50.000 personas). La coincidencia de las dos epidemias llevaría además a una crisis hospitalaria sin precedentes, excediendo ampliamente la cantidad de camas de los hospitales”, cuenta preocupado.

“Son momentos donde uno extraña mucho a la familia”

Brasil está cerca, pero la distancia en los tiempos que corren se hace sentir. “Son momentos, donde uno extraña mucho a la familia -sobre todo si se tiene padres viejitos- y a los amigos, entonces tratamos de estar comunicados a través de un mensaje o el envío de una foto por las redes sociales.

Fernando Romero

Sobre las medidas adoptadas en nuestro país dice: “Desde lejos, consideramos que las medidas de prevención adoptadas por la Argentina en este momento son correctas, desde luego el cierre de las fronteras decidido por Argentina y Paraguay también incide en nuestra cotidianeidad, dado que es frecuente el tránsito periódico para hacer trámites y compras entre los tres países”, finalizó.




Comentarios