La hermana de Braian Cuitiño contó detalles de su muerte y lo comparó con el caso de Fernando Báez Sosa

Braian Cuitiño, el joven asesinado en Pilar, junto con su hermana.
Braian Cuitiño, el joven asesinado en Pilar, junto con su hermana. Foto: Facebook

Lucía Cuitiño se refirió al fatal episodio que tuvo su hermano de 22 años a la salida de un boliche en Pilar.

La muerte de Braian Cuitiño a la salida de un boliche en Pilar mostró un testimonio fundamental. Su hermana Lucía contó lo que sucedió y lo comparó con el caso de Fernando Baéz Sosa, el joven que mataron hace dos años en Villa Gesell.

Las similitudes con el episodio que terminó con la vida de Fernando dejó un opinión cargada de emociones por parte de la hermana de Braian. En una entrevista con radio Rivadavia, la joven confesó: “Yo creía que después de lo que pasó con Fernando Báez Sosa las cosas iban a cambiar”.

El joven de 22 años, padre de un bebé de 10 meses, había ido a bailar a Napoleón con su hermana Paula, de 19 años. Según las palabras de Lucía, los dos se retiraban cuando surgió una pelea entre ella y otra mujer, que viajaba en el auto gris que se vio en el video.

Brian había ido a bailar al boliche Napoleón de Pilar junto con su hermana de 19 años, cuando al salir fue atacado brutalmente por la patota.
Brian había ido a bailar al boliche Napoleón de Pilar junto con su hermana de 19 años, cuando al salir fue atacado brutalmente por la patota. Foto: @pilaradiario

Inmediatamente bajaron otros tres hombres y una mujer. Uno de ellos increpó a Braian y le dijo: “¿Qué, te la aguantás?”. Su hermana Lucía sumó: “Braian le dijo que sí pero seguro que no midió las consecuencias”.

Paula intentó calmar al muchacho pero una de las mujeres le pegó. Eso generó la reacción de Braian, que rápidamente fue golpeado por los hombres y cayó al suelo, donde le siguieron pegando.

“Del boliche hay una comisaría a dos cuadras y no hay un patrullero. Napoleón es un boliche donde siempre pasan estas cosas, no es la primera vez que pasa algo como lo de Braian”, contó Lucía. Su hermana Paula fue en busca de ayuda.

La joven de 19 años intentó que la Policía la asista. “Cuando a mi hermano le dan el cascotazo en la cabeza y estaba tirado, fue mi hermana en su moto a llamar a la Policía para que lo llevaran o hagan algo, y del boliche dicen que ellos llamaron, pero no lo sé. Ella estuvo cinco minutos golpeando la puerta de la comisaría y no la atendían, eran las 5 de la mañana o 6, ya sabemos lo que pasa”, relató.

Según comentaron horas después de la muerte de Braian, él estuvo casi dos horas en el suelo sin ayuda, un tiempo enorme que podría haberle salvado la vida.