Desesperación y tiros durante el robo a un cliente del reconocido parador Atalaya: un delincuente herido

Dos hombres fueron detenidos tras un enfrentamiento con un policía de civil que intervino durante el robo de un auto estacionado en la confitería de la Autovía 2.

El auto en que escapaban los delincuentes
El auto en que escapaban los delincuentes Foto: Twitter

Dos hombres robaron el interior de un automóvil que se encontraba estacionado frente al reconocido parador Atalaya, pero un policía de civil los enfrentó para frustar el hecho, hiriendo en la pierna a uno de los delincuentes.

Los acusados habrían robado este mediodía un dispositivo electrónico del interior de un auto que se hallaba en el estacionamiento del lugar ubicado sobre la Autovía 2, en la localidad bonaerense de Chascomús.

Atalaya se ubica a la altura del kilómetro 113 de la mencionada autovía, uno de los principales y más transitados caminos hacia los distintos puntos turísticos de la Costa Atlántica de la provincia de Buenos Aires.

Según las fuentes, dos delincuentes sustrajeron un iPod con su respectivo cargador del interior de una Jeep Renegade estacionada en el lugar.

“¡Me roban!, ¡me roban!”, gritó el dueño del rodado, tras lo cual se activó la alarma del vehículo.

Inmediatamente, un efectivo del Cuerpo de Infantería de Avellaneda que se encontraba de franco de servicio observó la secuencia, por lo que intentó interceptar a los delincuentes, que se daban a la fuga a bordo de un Volkswagen Up color blanco.

La detención de los delincuentes

Las fuentes señalaron que los sospechosos intentaron atropellar al policía, quien extrajo su arma reglamentaria y disparó hacia el conductor, quien fue herido en su muslo derecho.

En tanto, el acompañante descendió del vehículo para escapar a pie pero fue detenido a los pocos metros por otros oficiales del Destacamento Vial local.

Los detenidos fueron identificados por la Policía como Brian Federico Torales (30) y Diego Hernán Cabilla (47), este último herido de bala y trasladado al hospital de Chascomús para recibir asistencia médica.

Lo ocurrido es investigado por el fiscal Jonathan Robert, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 10 de Chascomús, quien dispuso una serie de diligencias por los delitos de “tentativa de hurto” y “falsificación”, ya que el auto donde se trasladaban los acusados tenía dos chapa patentes adulteradas.

Temas Relacionados