El triple crimen de Capitán Bermúdez expuso un plan de robo con un final macabro

La Justicia provincial dictó prisión preventiva por la muerte de Santiago Ochoa, Emiliano Saucedo y Éber Ramos.

La primera audiencia sobre el caso se realizó en los Tribunales provinciales de San Lorenzo.
La primera audiencia sobre el caso se realizó en los Tribunales provinciales de San Lorenzo. Foto: @abogadapolidoro

La investigación sobre un espeluznante triple crimen en Capitán Bermúdez avanzó este lunes a partir de la imputación de los dos detenidos por la denuncia en el departamento San Lorenzo. La Fiscalía Regional de Rosario confirmó la hipótesis de robo como detonante de los asesinatos del último fin de semana.

Alexis Ezequiel Lobos (25) y Luciano Gastón Palacios (28) quedaron bajo prisión preventiva por homicidio criminis causa. El Ministerio Público de la Acusación (MPA) pidió la medida cautelar ante la sospecha de que ambos mataron a las víctimas para quedarse con una enorme suma de dinero en efectivo.

¿Cómo fue el triple crimen de Capitán Bermúdez?

Según la teoría de la Fiscalía, Santiago Ochoa, Emiliano Daniel Saucedo y Éber Ramos habían ido a la casa de uno de los imputados para cambiar dólares y pesos. Entre la noche del viernes 12 de enero y la madrugada siguiente, los jóvenes fueron golpeados y apuñalados en una vivienda ubicada sobre 13 de Marzo al 300.

Los investigadores presumen que las víctimas llegaron a las 22.30 y el triple crimen ocurrió antes de las 3.30 de la mañana. En ese período de tiempo los atacaron con una maza de tres kilos y un cuchillo con hoja de 15 centímetros.

Luego de la denuncia, la policía de San Lorenzo encontró los cadáveres dentro de la casa de Lobos, que quedó bajo arresto junto al segundo imputado. En el domicilio secuestraron una mochila con $ 500.000, pero afuera había otro elemento clave para la causa.

Durante el procedimiento, los uniformados recogieron otro bolso de un cantero ubicado frente a la casa. Adentro había unos 4 millones de pesos en efectivo y un certificado a nombre de Palacios.

La fiscal Luisina Paponi espera el resultado del peritaje de varios teléfonos móviles hallados en la escena del crimen. Entre los cabos sueltos de la investigación, mencionó el pedido de secuestro de una camioneta y apuntó que faltaban los celulares de dos víctimas.

Temas Relacionados