Lo confirmó el Decano de la Facultad de Ciencias Exactas. Lo mismo pasará en congresos y materiales.


El Decano de la Facultad de Ciencias Exactas, Químicas y Naturales (FCEQyN), Luis Alberto Brumovsky, sostuvo que a pesar de la reducción del presupuesto evitarán afectar la inversión social para los alumnos. No obstante, otras partidas si serán resentidas: congresos, investigación y compras de materiales.

Sobre el presupuesto, el catedrático explicó que las altas tasas de inflación- cuyo incremento ascendió entre el 47% y 48%- afectaron las arcas de la universidad, que este año solo tuvo un incremento del 23,1%.

“Hay un desfaje de porcentaje que nos va a obligar a hacer un gasto racional(…) otra de las inversiones que tenemos además de la educación universitaria es la acción social, para el beneficio de nuestros alumnos”, continuó.

Esta acción se traduce en becas de comedor, albergue, salud y ayuda económica que podría verse afectado. “Tomaremos todos los recaudos, pero eso nos obligará a recortar los gastos de funcionamiento y materiales. Acá lo principal es el estudiante“, contó Brumovsky.

El directivo recordó que el mes pasado empezaron los cursillos y habían 1.600 estudiantes preinscriptos en su facultad, sin contar la escuela de Enfermería (donde hay 1.200 presinscriptos). “Suele bajar ese número porque algunos no continúan o porque no es la carrera que quieren estudiar, por ello calculamos que bajarán un poco esas cifras”.

La situación se torna compleja previo al inicio de clases, el próximo lunes 25 de marzo.






Comentarios