Sandro Antivero entrena a la madrugada, luego trabaja todo el día en una pinturería y completa su preparación de noche.


El misionero Sandro Antivero, de 31 años, integra la Selección Argentina de Futsal y espera estar en el grupo que competirá en el mundial que se jugará en Misiones desde el 31 de marzo al 7 de abril.

Simón, el yaguareté mascota del Mundial de Futsal 2019. (MOL)

“La parte del gimnasio la hago en mi casa a las 5:30 de la mañana. Después tengo que trabajar casi todo el día y el tiempo que me queda para la parte física es a la noche, en el barrio Kennedy donde vivo”, dijo a MisionesOnline. 

Confesó que hay mucha ansiedad en todo el grupo por conocer quienes finalmente van a jugar el mundial. La particularidad del misionero, es que tiene que esperar el permiso de la empresa de pinturas donde trabaja, para competir.

Polideportivo Oberá – Misiones: uno de los escenarios del mundial. (CIMECO)

En Posadas, Antivero es jugador de Plastimí y consideró que “es una linda oportunidad para la gente acompañe a un deporte que está creciendo mucho en el país”. 

Recordó sus inicios en su natal Dos de Mayo, su experiencia en Paraguay y la posterior llegada a Plastimí, multicampeón del futsal posadeño. Plastimí disputó hace poco la final de la División de Honor a nivel Nacional y quedó muy cerca de la gloria máxima a nivel clubes.

El técnico del combinado nacional, Ariel Avveduto, dará la lista definitiva en pocos días y en los primeros días de marzo, el plantel albiceleste arribará a Misiones para la concentración final y esperar el torneo en la tierra colorada.

Se jugará en las sedes de Montecarlo (principal), Posadas, Oberá, Iguazú, Eldorado y Wanda desde desde el 31 de marzo al 7 de abril.






Comentarios