Las vacaciones de invierno dejaron un saldo más que positivo en Misiones. Tal es así que gracias al turismo nacional e internacional ingresaron a la provincia unos 500 millones de pesos.

Los números resultan aún mejores si se los compara con los del año pasado: durante el mismo período del 2017, habían ingresado $400 millones. Además, esta temporada el promedio de pernocte pasó de 3 a 5 noches, mientras que el porcentaje de ocupación hotelera fue del 75%.

"Ante una economía compleja, difícil tener un ingreso de 500 millones de pesos del turismo. Es un saldo muy positivo", indicó el ministro de Turismo de la provincia, José María Arrúa, en diálogo con Misiones Online.

El funcionario destacó que "se notó mucho la presencia del brasileño, el paraguayo y turismo nacional". A su vez, señaló: "El promedio de pernocte es el mismo al del verano, comenzamos con 3,5 la gestión y ahora llegamos a cinco. Nuestro objetivo es llegar a siete".

El destino más elegido volvió a ser el Parque Nacional Iguazú, que este fin de semana superó los 900 mil visitantes en lo que va del año. El promedio de ocupación de este año en la ciudad de las Cataratas fue del 85%.