Un camión con matrícula brasilera que viajaba desde la provincia de Corrientes ingresó a Misiones con un cadáver colgado del paragolpes trasero que arrastró 30 kilómetros. Lo detuvo la Policía de Misiones durante un control de rodados en el puesto centinela de San José.

Cerca de las 19:30 de ayer en el kilómetro 755 de la ruta nacional 14, en el casco urbano de la localidad correntina de Virasoro. Un transeúnte encontró una motocicleta totalmente destruida en medio del asfalto. Dado que no se hallaba al ocupante de la moto. El testigo dio avisó a la guardia del Escuadrón 57 de Gendarmería en Santo Tomé.

Los efectivos determinaron que en el choque habría participado un camión de matrícula brasilera que se dirigía hacia el norte. Comenzaron a recorrer la ruta nacional en busca del vehículo de carga, a la vez que dieron aviso a las autoridades de Corrientes y de Misiones.

Alrededor de las 20:00 horas en el puesto centinela de la Policía de Misiones, en el límite interprovincial a unos kilómetros al sur de San José. Los uniformados provinciales realizaron controles a cada camión brasilero que entraba a la provincia, hasta que dieron con un vehículo radicado en Novo Hamburgo, estado de Rio Grande Do Sul. Al revisar la parte posterior del acoplado, descubrieron que la víctima estaba atrapada por sus propias ropas en el paragolpes trasero. Según informó Primera Edición.