La Isla del Medio, selvática y rodeada de arena fina en aguas argentinas del río Paraná, será vigilada este fin de semana por Prefectura y otras fuerzas federales para evitar la escandalosa fiesta masiva del fin de semana.

Hijos de familias de cierto poder adquisitivo, los que asisten a estas fiestas llegan en sus lanchas, motos de agua y hasta algunos yates que anclan cerca de la playa.

El Ministro de Gobierno de Misiones, Marcelo Pérez, contó a través de su cuenta de Twitter que mantuvo una reunión con autoridades de Prefectura Naval Argentina a fin de solicitar mayor control de las medidas de bioseguridad en la costa de la Isla del Medio.

Esta solicitud surge a raíz de la reiterada divulgación de imágenes de "juntadas" que se dan en dicha isla por parte de jóvenes que llegan en sus lanchas.

El Ministro de Gobierno contó: "Hoy nos reunimos con autoridades de @PrefecturaNaval, debido al incumplimiento a las normas de #bioseguridad que se está dando en el #RíoParaná, a orillas de la #IslaDelMedio. Esta fuerza reforzará presencia, controles y articulará acciones con Paraguay, según cada jurisdicción".

La versión de los encargados de la Isla del Medio dijeron este lunes a MisionesOnline que no hubo riesgo de contaminación del coronavirus que prevén las medidas de prevención sanitaria.

La Asociación Protectores Isla del Medio (ASPIM) nuevamente salió a defenderse, luego que este fin de semana se conocieron imágenes de una fiesta con jóvenes violando las normas sanitarias que rigen en Argentina por la pandemia del coronavirus Covid-19 y que fueron atribuidas a la porción de tierra ubicada sobre el Río Paraná entre las ciudades de Posadas (Misiones, Argentina) y Encarnación (Itapúa, Paraguay).

En un comunicado enviado al ministro de Gobierno, Marcelo Pérez, desmintieron que las fotos y los videos de la polémica hayan sido capturados en la "Isla del Medio", tal como se señaló desde un principio en base a lo publicado por los propios asistentes en sus redes sociales.

Por el contrario, indicaron que la aglomeración de personas corresponde a "bancos de arena y a zonas de palos residuales post embalse" ubicados lindantes y donde la asociación no tendría jurisdicción, según lo manifestado por los dirigentes de la ONG encargada del control y el cuidado del lugar.

Sostienen que en la Isla del Medio se respetaron los protocolos sanitarios y que la fiesta con jóvenes fue "en bancos de arena aledaños".

"En zonas de bancos y palos ya descriptas observamos aglomeraciones de personas jóvenes que seguramente con el entusiasmo de poder salir de la situación de aislamiento, pueden haberse excedido incumpliendo el protocolo de mención, situación ésta que escapa a nuestra Asociación ya quese trata de una cantidad inusitada de personas y se encuentran en zonas exteriores al perímetro de la isla donde nos obliga el protocolo a prestar observancia", argumentaron.

"También queremos aclarar que recibimos embarcaciones no solo de bandera argentina sino que también llegan a embarcaciones con bandera paraguaya, que son recibidas con la misma cordialidad de siempre e invitadas a cumplir con la norma de mención", detallaron en el texto.

En el Gobierno provincial aseguran que el control costero pertenece a las fuerzas federales. Tal y como sucedió con el Club de Río, la "billetera mata COVID" se volvió a imponer sobre las instituciones, mientras el resto de los ciudadanos se ve limitado en sus derechos (incluso de trabajar, como ocurre con parte del turismo o los eventos sociales), entendiendo el contexto sanitario extraordinario que afecta al mundo.