El concejal radical Germán Ponce, tuvo la idea de presentar el programa "Ecovuelto" cambiando el vuelto por semillas. "Ayudará también al medio ambiente"dijo.


Las monedas de baja denominación, que fueron devaluadas al nivel de los centavos, causan problemas a clientes y comerciantes. Algunos se animan a dar caramelos, aunque la cara del cliente no se endulce para nada o cada unidad supere el valor del “peso”.

Por eso en Apóstoles, el joven refrente juvenil de la UCR en el Concejo Deliberante, Germán Ponce, tuvo la idea de presentar el programa “Ecovuelto”. Para el concejal, la medida solucionará al mismo tiempo la falta de cambio monetario y ayudará a conservar el medio ambiente.

Germán Ponce, referente juvenil de la Unión Cívica Radical, explicó su idea en el programa “Pulso Urbano” de FM Universo (106.1). El saldo a favor del cliente -que siempre se queja por esta “mordidita” sobre su compra- consiste en entregar como vuelto algún tipo de semilla apta para la plantación en huertas domiciliarias.

Esto ocurre cuanto el comerciante no tuviera monedas o billetes chicos o cuando el cliente lo solicite”. El intercambio, pocas veces favorable para el cliente, recuerda la costumbre de los comerciantes, en general de origen chino, que daban caramelos en lugar de las monedas correspondientes.

El dicho “no tené moneda, quelé calamelo” se convirtió en un chiste cotidiano durante años a medida que el supermercadismo de capitales chinos alcanzaba el 25 % del rubro de supermercados chicos y medianos.




Comentarios