Nació el pasado 5 de septiembre el parto habría sido en el Hospital Materno Neonatal- y su presunta madre ingresó y se fue del nosocomio con otro nombre.


La Policía de Misiones investiga quién abandonó la beba que apareció en la la ribera del arroyo Mártires en la Costanera del Acceso Oeste de Posadas, dentro de una bolsa de residuos con un puñal clavado en el dorso y otras heridas de arma blanca.

Detuvieron a una mujer de 28 años, que dio a luz con otro nombre y luego huyó del Hospital Materno Neonatal. La beba fue hallada por un instructor de gimnasia, este lunes después de las 17:30 horas, llorando y envuelta en una manta, dentro de la bolsa de plástico de color negra.

La pequeña nació el pasado 5 de septiembre – el parto habría sido en el Hospital Materno Neonatal- y su presunta madre ingresó y se fue del nosocomio con otro nombre. Habría usado el DNI de una conocida suya. 

El personal trainer, Diego Sebastián Penayo, fue la persona que rescató a la pequeña de aquel lugar y la entregó a la policía de la División Comando Oeste, quiénes le trasladaron inmediatamente al Hospital Materno Neonatal, donde anoche fue intervenida quirúrgicamente, para extraerle el cuchillo de su cuerpo.

Las heridas cortantes no afectaron órganos vitales y la beba se recupera favorablemente, aunque continúa internada en terapia intensiva con “pronóstico reservado”. Su madre sería Rita C. de 28 años, quién ingresó al hospital con otro documento a nombre de Paula González.

De acuerdo a lo que trascendió de fuentes de la investigación, la beba habría nacido el día 5 de septiembre en el Hospital Materno Neonatal. La mujer fue ubicada ayer, unas cinco horas después del hallazgo de la beba abandonada y fue detenida.

Los efectivos de la División de Delitos Complejos de la policía rápidamente vincularon a Rita C. con el caso, a partir de una denuncia en sede policial que formuló su esposo días pasados, por desaparición del hogar.

Ese mismo día, la mujer estaba dando a luz en el Materno Neonatal y horas después abandonó el nosocomio y el lunes por la tarde – la que sería su hija– fue abandonada mal herida en la Costanera Oeste. “Le habían dado por muerta”, manifestó el instructor de gimnasia que la halló entre las piedras del lugar y salvó su vida.




Comentarios